Die Soldaten: Calixto Bieito en el Real

die-soldaten-calixto-bieito

La eterna destrucción de seres humanos inocentes. Este fue el tema central que B. A. Zimmermann quiso mostrar en la que, además de ser su única ópera, se convertiría en una de las obras clave del siglo XX. Calixto Bieito se enfrenta a una adaptación escénica catalogada de imposible durante décadas por su extrema complejidad dramática. Por su parte y abrazado por una monumental orquesta de más de 100 músicos y 16 personajes en el escenario, el maestro Pablo Heras-Casado asume la dirección musical.

COMPLETAMENTE ABRUMADORA. Planteando un teatro de situación que se opone al psicológico, “Die Soldaten” resulta una obra osada, imprescindible y radical que, por fin, llega al Teatro Real para mostrar –en palabras del propio Zimmermann– “a esos hombres y mujeres inocentes y reducidos a la nada, constelados menos por el destino que por una constelación fatal de circunstancias”.

“‘Die Soldaten’ está inspirada en una historia real recreada por Jakob Lenz. La protagonista es una joven burguesa cuya relación con los militares arruina su vida. Pero el acento no está puesto en la psicología de los personajes, sino en la influencia todopoderosa del medio social y del entorno sobre unos seres humanos que, sin remedio, están atrapados. Y que son seres humanos normales, ordinarios, comunes, sin rasgos de perversidad ni tampoco de heroísmo”, comenta Joan Matabosch, director del Teatro Real, y añade: “Es terrible la violación de Marie como símbolo de una violación física, psíquica y emocional de todos los personajes entrelazados en la obra. Zimmermann quiso dar a la violación de Marie una dimensión universal para que también nosotros, los espectadores, nos sintamos violados”.

Endiablada partitura Considerada ya como uno de los grandes acontecimientos de la historia artística del Teatro Real, en las peculiaridades de “Die Soldaten” cabe destacar una partitura que el mismísimo Günter Wand –amigo y mentor de Zimmermann– describió como “un auténtico delirio que transgrede todos los límites de lo imposible”. ¿Sus características?

“Un collage de formas que pueden parecer contradictorias como la música barroca, serial, jazz, clasicismo o electroacústica. Y con unos efectivos orquestales que exceden todo lo que se había visto en un teatro de ópera. Es una obra de una gran dificultad para el director de orquesta, que afortunadamente será Pablo Heras-Casado”, apunta un Joan Matabosch feliz de que el actual director artístico del Teatro Arriaga de Bilbao y director residente del Teatro de Basilea haya tomado el mando de este prometedor barco: “Esta no es una obra en la que se planteen conflictos entre los personajes, sino que el conflicto se encuentra entre un individuo solitario y el mundo. Calixto Bieito ha sabido captarlo, acompañado de una música que encuentra una nueva dimensión para expresar el sufrimiento”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s