Un idioma propio, estreno en el Teatro María Guerrero

un-idioma-propio-escritos-en-la-escena.jpg

En una migración se despoja al sujeto del idioma natal. Lejos de su territorio geográfico y sentimental y despojado de su identidad primera, el extranjero encara el desafío de hallar una gramática propia sobre la que cimentar una identidad híbrida y en continua involución. Minke Wang firma “Un idioma propio“, una historia de una familia china que se abre una vía de fuga en España, lejos de la opresión del régimen comunista. Víctor Velasco dirige el elenco formado por Ji A Yu, Huichi Chiu, Claudia Faci, Sara Martín, Wenjun y Xirou Xiao.

‘HAY QUE SER BILINGÜES incluso en una sola lengua (…) hablar en nuestra propia lengua como un extranjero”.

Esta frase de Gilles Deleuze enmarca la idea de este singular espectáculo que suprime el lineal y occidental formato de escenas por el de paisajes orientales, dotando el escenario con una simultaneidad de acontecimientos en el tiempo.

“Los puntos de partida del texto de Minke Wang han supuesto un fascinante reto. Y es que el texto se articula a través de aspectos muy ligados a la tradición cultural china. El resultado es una rara avis teatral que aspira a la consecución de un idioma propio dentro del propio lenguaje”, comenta Alberto Velasco, director del montaje, y añade: “Hay también una reflexión sobre la oralidad, que nos remite a los primeros relatos preteatrales contados alrededor del fuego. Y otra sobre la acción –con la que intentamos transformar el mundo– y su sustitución por el trabajo de la relación –con la que nos vinculamos con el mundo–, más sutil y menos significativo-discursiva y que, a mi entender, es la partícula elemental de la teatralidad”.

Espectáculo performativo

Lleno de palabras encarnadas e impregnado por una realidad cultural muy diferente a la que estamos acostumbrados a ver en nuestros escenarios, el CDN se atreve con este novedoso texto dentro del marco Escritos en la escena, una apuesta de teatro inmersivo descrito por su propio autor como “un espectáculo performativo y multidisciplinar donde la voz narradora dialoga con la música en directo y guía al espectador por el paisaje de cuerpos en escena. No existen personajes como se entiende tradicionalmente en la pieza dramática. La estructura se basa en tres voces principales –las de Excepción, Anfibidimidiat y Gramm–, que son el eje de la narración, entretejiendo un tejido narrativo como en la tradición oral de “Las mil y una noches”, donde unos relatos llevan a otros y nunca se termina de contar”, comenta Minke Wang, y concluye: “Es una experiencia diferente. Teatro que abre nuevos canales de comunicación donde el espectador es libre de navegar por un mundo sugerente de palabras. Una inmersión en lo sonoro y lo performativo que expande el lenguaje hasta lo tangible y que conecta al público con la oralidad del relato en torno al fuego”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s