Casa de muñecas. De Henrik Ibsen

casa-de-muñecas-2.jpg

“Venezia Teatro no existiría sin el Fernán Gómez. Es un hogar para nosotros. Abre las puertas a todo el que llama”, dice José Gómez-Friha. Con el estreno de “Casa de muñecas” se da una de esas coincidencias mágicas poco comunes. En noviembre, mientras el teatro celebra su 40º aniversario, la compañía cumple cinco años, convirtiéndose así ambos en felices padrino y ahijada. Y es que, aunque luego vendrían otros más, allá por 2012 ambos estrenaron “La hostería de la posta”, un espectáculo aquel en el que ya la condesa Beatrice anticipaba un mítico portazo que ahora le toca dar, de nuevo, a Nora. A partir del 23 de noviembre.

NORA BIEN PODRÍA SER la muñeca de la casa, una de esas ‘Barbies’ que vienen en una caja con todos sus complementos. Casada con Torvaldo, aparentemente vive una vida perfecta, pero una deuda contraída con Krogstad para proteger a su marido será utilizada por éste como chantaje para controlarla. Es así como Nora descubre cuál es de verdad su ‘papel’ dentro de la sociedad y el núcleo familiar… y toma una decisión…

Más vigente que nunca

“”Casa de muñecas” ha sido desde hace años una obsesión”, nos cuenta José Gómez-Friha, director de este montaje, y continúa:“Es una obra esencial, universal, única, necesaria… Habla de tantas mujeres que necesitaron luchar por expresarse y que todavía se ven obligadas a hacerlo, de parejas que deben cons-truirse desde la confianza, de personas que tendrían que empezar a amarse de otra manera”.

Henrik Ibsen estrenó en 1879 el que sería uno de los textos fundamentales de la historia del feminismo. El portazo de Nora fue y sigue siendo toda una reivindicación. “Un portazo es un punto. Puede ser seguido, aparte o final”, dice el director, para quien lo importante son los ecos individuales que genera en cada espectador y el camino que se recorre hasta él.

Quizás por eso en la versión que firma Pedro Víllora el final se modifica, una constante en Venezia: “No sólo adapta el texto haciendo que las palabras escritas hace más de un siglo sean cercanas hoy, sino que se interesa por crear una versión dentro del código de trabajo de la compañía. Mantiene la estructura, sintetiza la acción y se centra en los cinco personajes principales. Ha luchado por cargar de virtudes y defectos a todos. No hay malos ni buenos, sólo personajes en circunstancias complicadas que intentan sobrevivir. Seres humanos”, dice Gómez-Friha.

En un escenario casi vacío, “nos reservamos las sorpresas del espacio escénico”, Mamen Camacho, Oriol Tarrasón, Sergio Reques, Andrés Requejo y Elsa González nos invitan a acompañarles en este viaje a veces complicado que es vivir y amar y a descubrir en primera persona el portazo de Nora en 2017…

5 años de Venezia Teatro

Con “Casa de muñecas”, su quinto espectáculo, Venezia Teatro celebra cinco años de feliz andadura. Disciplina, trabajo y respeto hacia la profesión del actor y su trabajo con el cuerpo y la palabra son los pilares en los que se asienta un sueño que comenzó a hacerse realidad en 2012 con el estreno de “La hostería de la posta” de Goldoni a la que siguieron los aplaudidos “La isla de los esclavos” de Marivaux, “Los desvaríos del veraneo”, Goldoni de nuevo, y “Tartufo, el impostor” de Molière. “Ha sido duro, pero sentimos que la compañía empieza a tener cierta estabilidad”.

Desde el 23 de Noviembre

TEATRO FERNÁN GÓMEZ

Pza. Colón, s/n. Tel. 91 436 25 40.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s