Bodas de sangre. De Federico García Lorca

bodas-de-sangre-_MGP0235.jpg

“Para los poetas y dramaturgos, en vez de homenajes yo organizaría ataques y desafíos en los cuales se nos dijera gallardamente y con verdadera saña: ¿A que no te atreves a hacer esto?”. Y Pablo Messiez se atreve. Como si Lorca le hubiese lanzado a él aquella pregunta que escribiera en su “Charla sobre teatro”, el autor y director argentino, uno de los más admirados de la escena actual, se ha propuesto mirar y pensar al granadino. Y lo hace olvidando prejuicios y estableciendo un diálogo entre uno de los textos más dolientes de su obra y el presente de nuestros cuerpos… A partir del 18 de octubre en el Teatro María Guerrero.

“CUANDO LAS COSAS llegan a los centros, no hay quien las arranque”.

“A cada uno le gusta enterarse de lo que le duele”.

“Y una réplica que adoro: “Las cosas”“.

Incapaz de elegir sólo uno, el argentino Pablo Messiez, ese director que nos ha sobrecogido y llevado de la mano hasta el mismísimo abismo emocional con trabajos como “La piedra oscura”, “Los ojos” o “Las plantas”, nos regala tres fragmentos de la obra que estos días le tiene totalmente entregado, “Bodas de sangre”.

Un Lorca bestial

“Me encanta Lorca. Le tenía ganas desde hace rato. La verdad es que su obra es tan vasta y tan diversa, que es imposible pensarlo de una sola manera”, nos cuenta mientras nos desvela por qué “Bodas de sangre”: “tiene algunas de las escenas más bellas y más potentes de la historia del teatro y porque se mete con el tema del conflicto entre el deseo y la conciencia. El misterio enorme de los cuerpos y su relación con las palabras. La dialéctica del sabor y el saber”.

“Yo era una mujer quemada, llena de llagas por dentro y por fuera y tu hijo era un poquito de agua de la que yo esperaba hijos, tierra, salud; pero el otro era un río oscuro, lleno de ramas, que acercaba a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes”.Un Lorca “valiente, inspirado, gracioso, trágico, sexy, bestial, poeta, amante, amado, inmenso” –en palabras de Messiez– firma esta historia inspirada en el crimen de Níjar ocurrido el 24 de julio de 1928.

Una historia que entonces, como ahora, nos enfrenta “al eterno misterio del cuerpo y sus razones. Como toda buena obra, va al corazón del corazón, interpelando a cualquiera que se deje tocar por ella”.

Convencido de que “hacer teatro es ponerle el cuerpo presente a esas palabras si algo del texto todavía nos habla”, el director y los actores –Guadalupe Álvarez Luchía, Pilar Bergés, Francesco Carril, Juan Ceacero, Fernando Delgado-Hierro, Claudia Faci, Carlota Gaviño, Pilar Gómez, Carmen León, Gloria Muñoz, Julián Ortega y Estefanía de los Santos– dibujan una versión en la que “hay citas a otros textos de Lorca, canciones populares que dialogan con el texto y un equipo de actrices y actores absolutamente entregados a este encuentro con Federico”, finaliza Messiez.

Desde el 18 de Octubre

TEATRO MARÍA GUERRERO

Tamayo y Baus, 4.  Tel. 91 310 29 49.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s