Carmen. Compañía Nacional de Danza

SIA_5601MXok FONDO.jpg

Un reto sin precedentes. Es la sensación que tuvo el prestigioso coreógrafo sueco Johan Inger cuando recibió la llamada de laCompañía Nacional de Danza con una peculiar propuesta: crear una nueva versión de “Carmen”, uno de los mitos universales de nuestra cultura. ¿El resultado? Partir de la pura e inocente mirada de un niño para construir un enfoque centrado en la violencia de género. La Sala Roja sube a escena a partir del día 15 de junio este prometedor reestreno que contará con 11 pases exclusivos.

LA HISTORIA DE SIEMPRE vista como nunca antes. La Compañía Nacional de Danza vuelve a representar la trágica historia de “Carmen”, pero lo hace bajo la inédita mirada coreográfica de Johan Inger. “Esta es una versión minimalista y despojada de todo folklore. Johan Inger quería ir a la esencia de la historia y, para ello, nos hemos basado en la novela de Mérimée y no en el personaje de la ópera de Bizet, lo cual quiere decir que el verdadero protagonista es Don José y no Carmen”, nos comentaGregor Acuña, responsable de dramaturgia de la pieza, y añade: “Los puntos fuertes son la esencia humana de un viaje a las profundidades de la pasión, pero entendido de una forma machista, porque este hombre se ve envuelto en un asesinato por culpa de su posesividad. Si Carmen no está con él, no puede estar con nadie”.

La potencia de una mirada inocente

Estrenada por la CND en el Teatro de la Zarzuela en abril de 2015, Johan Inger fue galardonado con el Benois de la Danse 2016 por su coreografía para “Carmen”. ¿Una de las claves indiscutibles? Haber creado un nuevo personaje, un niño a través del cual todos podríamos presenciar la tragedia y contemplar su propia transformación: “Para Johan era muy importante el tema central, que es la violencia de género. Y, en este tema, no sólo están el maltratador y la víctima, también están los daños colaterales alrede-dor de los niños y nuestra responsabilidad de educarlos con un ejemplo. Ese niño es el alma pura que, a través de la violencia, se ve alterada. Él aprende la violencia que ve”, apunta el dramaturgo, y concluye: “Este niño puede ser tres cosas: el niño que don José tiene en su interior cuya alma se va ennegreciendo, el hijo no nato entre Carmen y don José o el alter ego de Johan Inger, que presencia esta historia de malos tratos”.

Un alto nivel técnico, teatral y coreográfico impregnado del propio lenguaje y movimiento de Inger –caracterizados por la danza clásica y las influencias adquirida en su época en el Nederlands Dans Theater y el Cullberg Ballet– garantizan la calidad de esta nueva propuesta de los Teatros del Canal.

Del 15 al 25 de Junio

TEATROS DEL CANAL

Cea Bermúdez, 1. Tel. 91 308 99 99.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s