Hay que deshacer la casa. De Sebastián Junyent

Hqdlc7.jpg

Dos mujeres en plena madurez y con una vida ya a sus espaldas que poco a poco van derrumbándose y enfrentándose a sus fantasmas. Imán Velasco y Charo Gabella componen un maravilloso duelo interpretativo en la puesta en escena de esta obra de Sebastián Junyent cargada de pinceladas de humor y ternura, una auténtica montaña rusa de emociones que, bajo la atenta mirada del director Pape Pérez, hace al público pasar de la risa al llanto en segundos. Estrenada en agosto de 2015 en el Festival de Teatro de la Antigua Mina, donde ganó el Premio a la mejor dirección, llega ahora al T. Lara. A partir del día 6 de junio.

CON 17 AÑOS ANA se fugó de su casa dejando atrás sus lazos familiares y unos recuerdos de los que se siente prisionera. Tras la muerte de sus padres, regresa y se reencuentra con Laura, su hermana mayor, a la que reclama su parte de la herencia.

Laura se aferra a unos recuerdos que le vendieron como entrañables… los mismos de los que Ana huye.

Fantasmas del pasado

Gracias a este reencuentro las hermanas recordarán viejos tiempos, pero también estallarán sus diferencias por el reparto de los bienes y los reproches mutuos jugándo-selo todo al final al número más alto…

“Sebastián Junyent ha creado un texto magnífico, lleno de matices y de color. Hemos tratado de hacer una tragicomedia, ya que el texto es muy duro y queríamos que al espectador no sólo le inquietase, sino que, también, le hiciera reír y sonreír“, afirma Pape Pérez, director de este mon-taje en el que ha trabajado mano a mano, en una suerte de codirección, con Imán Velasco:“Nuestra propuesta es totalmente atemporal, los espectadores, sobre todo las mujeres, se identifican con los personajes plenamente”, apunta Pérez, a lo que Velasco añade: “Es una lectura obligada, el conflicto y los personajes están muy bien identificados, es muy cercano, son nuestras madres, tías, abuelas, podemos ser nosotras mismas”.

Tanto es así que, nos cuenta Pape, al tomarse la licencia de romper la cuarta pa-red y compartir más de cerca con el público las vivencias de Ana y Laura, sorprende cómo las mujeres se identifican con una u otra hermana y se comunican espontánea-mente con las actrices. Así, Pérez, Velasco y la actriz Charo Gabella han construido, desde la verdad y el teatro en estado puro, un auténtico duelo en el que están presentes la nostalgia, la soledad y la incomunicación, pero también hay hueco para la ternura y el humor: “Hemos ahondado en cada conflicto interno de cada personaje. En el aquí y el ahora de la obra esto explota, como esas broncas familiares tremendas, pero de repente le das un abrazo a tu hermano y todo se olvida”, finaliza Imán.

Ambas intentan escapar de lo mismo por caminos diferentes… La casa queda levantada, el reparto hecho, pero nada volverá a ser como antes…

Desde el 6 de Junio

TEATRO LARA

Corredera Baja de San Pablo, 15. Tel. 91 523 90 27

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s