Trainspotting. De Irvine Welsh

Trainspotting Grupal - El Pavón Teatro Kamikaze

Seguro que Irvine Welsh no imaginó el auténtico revuelo a nivel mundial que su novela “Trainspotting” llegaría a provocar. Hoy, 24 años después de su publicación, las tablas siguen poniendo en escena este corrosivo texto de culto que retrata las vicisitudes de una juventud, hija de la clase obrera, embarcada en una peripecia vital que crece y merma con cada chute de heroína. Apoyado en la contemporánea versión de Rubén Tejerina y contando con un espectacular elenco de rostros populares, Fernando Soto mueve los hilos de esta mítica y cruda historia de seres humanos distanciados de lo establecido.

LOCALIZADA EN EL EDIMBURGO de los años 80 originariamente, “Trainspotting” es trasladable a cualquier ciudad, época, periodo y sociedad, así como la pregunta que retrata su esencia: ¿qué hacer con mi vida?. “Lo que pretendo con esta puesta en escena es plantear claramente y con la mayor contundencia posible un cuestionamiento del sentido que tiene el sistema que hemos creado y en el que nos ha tocado vivir”, comenta el director Fernando Soto, y añade: “No es un espectáculo que gire exclusivamente en torno al mundo de la droga, no. Es un espectáculo que refleja el callejón sin salida –o al menos con muy pocas salidas– al que nos ha llevado este sistema de consumo que hemos generado. Un espectáculo de decisiones, de elecciones ante un planteamiento vital”.

Personajes de pura esencia

Cargada de ingredientes muy interesantes para el teatro, como su humor corrosivo y mordaz que sirve de vehículo para acercarse a lo más dramático, la pieza se nutre de auténticos personajes de carne y hueso encarnados por grandes actores capaces de golpear al espectador con su aplastante realidad. A la cabeza del elenco, Críspulo Cabezas interpreta al personaje en torno al cual sucede todo: Renton. “De él dicen que es como un animal acosado, un tipo sarcástico que reflexiona y analiza lo que sucede en su entorno y, en consecuencia, actúa –normalmente, chutándose heroína–. Es el único que desea ver más allá de la cruda realidad que les rodea”, apunta Soto.

A su lado, Víctor Clavijo encarna a Sick Boy, “un tipo con un carisma muy especial que cree que el mundo es una película y él el protagonista. Un tipo de negocios, irónico y bastante egoísta, un buscavidas que tiene un imán con las tías”. El mítico Begbie, a cargo de Luis Callejo, es definido por el director como “un descerebrado que odia el mundo y todo lo que le rodea. Es un ser cobarde y violento que no soporta a los yonkys”.

Mabel del Pozo en el rol de Alison –”una mujer ya pasada de vueltas cuya belleza ha ido borrándose a base de heroína y palos”– y Sandra Cervera como Lizzie –”la típica chica que sueña con un novio ideal, la única que no consume”– completan este prometedor reparto.

Desde el 8 de Abril

EL PAVÓN TEATRO KAMIKAZE

Embajadores, 9. Tel. 91 051 33 31

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s