La velocidad del otoño. DE Eric Coble

lavelocidaddelotoño.R.jpg

Si un día fueron dos personajes solos, aislados, anti-sociales y llenos de prejuicios que se encontraban a través del baile, hoy son madre e hijo. Casi una década después de la puesta en escena de “Seis clases de baile en seis semanas”Lola Herrera y Juanjo Artero vuelven a coincidir sobre las tablas en “La velocidad del otoño”. Tras su estreno en Avilés el pasado mes de agosto y capitaneados por Magüi Mira llegan a Madrid con esta obra mordaz, divertida y profundamente conmovedora que nos habla de la fragilidad y frugalidad de la vida. En el Teatro Bellas Artes a partir de mañana.

“HOLA, MAMÁ”. Estas dos palabras de Cris han bastado para que las bombas emocionales comiencen a explotar…

Alejandra, una artista de 81 años, se enfrenta a su familia. Ante la determinación de internarla en una residencia, ella decide atrincherarse en casa. A su favor tiene su ingenio, su pasión por la vida y una barricada en su puerta con suficientes cócteles molotov para hundir el bloque…

Pero sus hijos tienen su propia arma: su hijo más joven, Cris, regresa a través de la ventana después de 20 años de ausencia para convertirse en un mediador in extremis.

Un canto a la libertad

“Es un texto necesario, que incide en un tema que nos atañe a todos: qué hacemos con nuestro último ciclo de vida, porque estamos vivos hasta que nos morimos. Es un texto brillante, valiente, lleno de verdad y de la mano, como ocurre en la vida, del humor y el dolor”, nos cuenta Magüi Mira, directora de este montaje.

Eric Coble, un autor nacido en Edimburgo y criado en las reservas de apaches navajos y de indios yutas en Colorado, nos regala un mordaz y conmovedor canto a la libertad que protagonizan unos espectaculares Lola Herrera y Juanjo Artero y que nos coloca delante de un cruce sorprendente entre dos generaciones: una anciana que prefiere inmolarse a perder su libertad y su hijo, que, a sus 50 años, se siente un perdedor porque no encuentra su lugar.

“Más que personajes son personas que te encuentras por la calle todos los días, pero viven una situación límite”, apostilla la directora, y añade: “Hemos querido reivindicar con la máxima temperatura emocional que hemos sabido, porque es un viaje verti-ginoso, con emociones muy duras y mucha risa también, el derecho a vivir hasta el último instante con libertad y como uno decida. El texto reivindica que los mayores necesitan espacio, respeto y reconocimiento”.

TEATRO BELLAS ARTES

Marqués de Casa Riera, 2. Tel. 91 532 44 37.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s