El perro del hortelano. De Lope de Vega

elperrodelhortelano.CNTC_DSC6831.jpg

Que Lope era un maestro de su oficio es algo que está fuera de toda duda. Por eso siempre es una buena noticia que un teatro, que una compañía, abra su temporada con una obra de este genio, pero más si el trabajo lleva la factura siempre impecable de laCompañía Nacional de Teatro Clásico con Helena Pimenta a la cabeza y, esta vez, Álvaro Tato renovando su palabra. A partir del día 19 en el Teatro de la Comedia.

“SI WILDER O LUBITSCH hubiesen vivido en el Siglo de Oro serían discípulos de Lope”. Así de tajante se muestra Álvaro Tato, autor de esta versión de “El perro del hortelano”, una obra que “de adolescente, me sedujo. La película me enamoró. Ahora lo nuestro es para siempre”, afirma.

Bienvenidos al laberinto

Pasillos, salas, galerías llenas de sombras, secretos, murmullos, trampas, traiciones… y deseo. En el centro Diana, Condesa de Belflor, que descubre a su secretario, Teodoro cortejando a Marcela, su doncella. Movida por los celos, se encapricha de él a pesar de que no es noble. Y comienza así el juego de “ser como el perro del hortelano, que ni come ni deja comer”: Diana no se permite estar con Teodoro, pero tampoco que se case con otra…

Así, el montaje que ha ideado la directora Helena Pimenta –”montaje ágil, preciso y divertidísimo”, en palabras de Tato– para esta enorme Compañía Nacional de Teatro Clásico indaga en los conflictos de una mujer en el poder, atrapada entre las inmensas presiones y prejuicios de su estatus y los arrebatos de su amor y deseo. “Helena en cada montaje busca la excelencia. Se está profundizando en el conflicto amoroso y social de los personajes”, apunta el actor Rafa Castejón.

Junto a él, Pedro Almagro, Álvaro de Juan, Alba Enríquez, Alberto Ferrero, Nuria Gallardo, Natalia Huarte, Joaquín Notario, Marta Poveda, Paco Rojas, Egoitz Sánchez y Óscar Zafra son los actores encargados de dar vida a una comedia que la directora define como “hermosa, tierna, divertida, oscura, luminosa, vibrante, bruta, triste, alegre, aristocrática y popular” y de la que Castejón, alter ego de Teodoro, afirma: “Es una de las comedias más populares y aplaudidas de Lope. Una de las más finas. Una comedia muy bien estructurada, buena en la construcción de sus personajes y en la belleza de sus parlamentos. Tiene de todo: partes dramáticas, cómicas, fantásticas. Refleja una parte del alma del ser humano”.

Al ritmo de SchubertMendelssohnBach e, incluso, una tarantella y alguna sorpresa, el honor, la ilusión, la osadía, la ambición o el desengaño recorren su camino hasta el desenlace final de un texto que firma un Lope “tocado por la gracia; es el apogeo de un maestro. Arte puro, ironía sistemática, justeza rítmica y esa belleza activa entre culta y popular”, finaliza Tato.

Desde el 19 de Octubre

TEATRO DE LA COMEDIA

Príncipe, 14. Tel. 91 532 79 27.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s