“El mercader de Venecia”. De William Shakespeare

mercaderSi de una partidas de cartas se tratase, podríamos decir que la compañía Noviembre Teatro lanzó su órdago con un precioso póker de ases sobre la mesa: William Shakespeare, Yolanda Pallín, Eduardo Vasco y Arturo Querejeta –autor, adaptadora, director y protagonista– son los grandes nombres propios que han hecho de esta nueva versión del clásico un éxito nacional. Estrenada el pasado 5 de febrero en Valladolid, “El Mercader de Venecia” ha recorrido las tablas de buena parte del país recogiendo el favor de la crítica y el público, mostrando una obra en la que la manera de mirar el mundo que se nos propone puede ser optimista frente a la obsesión por el dinero que parece gobernarlo todo. A partir de hoy llega a las Naves del Español.

UNA LIBRA DE CARNE pesa 453,59 gramos. Lo mismo que un corazón humano. Lo mismo que Shylock, el cruel y resentido judío prestamista de la obra, exige obtener del mercader en caso de que éste no le devuelva el dinero prestado en la fecha convenida.

Así es el planteamiento de esta poliédrica función ‘shakespearina’ que tantas referencias a la actualidad desprende. “Un tipo pide un préstamo que avala su amigo, no pueden pagarlo a tiempo y sufren un trato abusi-vo y desproporcionado por parte del prestamista. ¿Os suena a algo?”, comenta Eduardo Vasco, el director que define su montaje como “un trabajo basado en los actores y en la palabra, con una estética bella y sobria, música en directo y una dinámica muy ajustada. Muy de nuestro estilo, vamos”.

Arturo Querejeta –Shylock–, Toni Agustí Bassanio–, Isabel Rodes Porcia–, Francisco Rojas –Antonio–, Fernando SendinoGraciano–, Rafael Ortiz Lanzarote–, Héctor Carballo Lorenzo–, Cristina Adua –Yésica–, Lorena López Nerissa– y Jorge Bedoya –pianista– dan vida a este canto a la belleza y a la inteligencia, a la sensibilidad frente a la rudeza, al desinterés ante la codicia. Ponen en pie esta célebre joya teatral en la que se supone que el amor, todo tipo de amor, triunfa sobre la crueldad y la malicia. Una historia cargada de aristas sobre el dinero, la falta del mismo, las posibilidades y lo imposible.

La crítica ha dicho…

“La cruel falta de compasión de los banqueros recuerda al prestamista judío en esta lección de intolerancia”, ABC.

“Eduardo Vasco marca un ritmo ágil y una actuación limpia, homogénea, visual y con su habitual cuidado del diseño sonoro, con soltura ante un autor en el que está curtido”, El Correo (Bizkaia).

Desde el 12 de Noviembre 

NAVES DEL ESPAÑOL

Pso. de la Chopera, 14 Tel. 91 517 73 09.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s