“Madre coraje”, el mejor texto de Bertolt Brecht

madrecoraje.atalaya.05-fondoEl carro de Madre Coraje con los ocho actores que lo acompañan abre la temporada de las Naves del Español. Desde que comenzara a rodar en septiembre de 2013, para celebrar las tres décadas de batalla de su compañía, Atalaya, ha recorrido todo el país poniendo en pie a espectadores y crítica. Ricardo Iniesta dirige un montaje que ahonda en la capacidad emocional y en la tremenda actualidad de uno de los textos teatrales más emblemáticos del siglo XX.

“DECID LO QUE QUERÁIS. No hay nada como la guerra. Cuentan que acaba con los más débiles, pero estos también revientan cuando hay paz. Y, en cambio, la guerra nos da de comer a los que resistimos”.

El mismo Bertolt Brecht que puso en boca de su Madre Coraje estas palabras esperaba que sus obras no fueran actuales en el siglo XXI porque eso significaría que no se ha avanzado en el mundo. Y resulta curioso ver cómo sus peores presagios se han cumplido. “Los temas de los que trata, la corrupción y la guerra, están más vigentes que nunca”, afirma Ricardo Iniesta, director de este montaje, y matiza: “quizás no hay guerra de armas en Europa, pero sí en todo el mundo entre los mercados, los poderes, entre el FMI y la Troika y los millones de personas que sufren esa guerra”.

Una obra brutal Con parte de los espectadores dentro del escenario, los actores per-manentemente presentes y todos envueltos por la fuerza de la música y las canciones que se interpretan en directo, Carmen Gallardo –brutal como Madre Coraje–, Lidia Mauduit, Raúl Vera, Silvia Garzón, Manuel Asensio, Jerónimo Arenal, Raúl Sirio Iniesta y María Sanz dan vida a la que es la gran obra de este autor y uno de los monumentos del teatro del siglo XX. Un Brecht, en palabras del director, “muy político, pero muy humano también, que emociona, nada maniqueo porque muestra las contradicciones de los personajes y el más rico dramatúrgicamente” nos legó un texto que es, en el fondo, “una metáfora del ser humano que piensa en sí mismo, en su individualismo, en salvarse y en apostar por la propiedad privada por encima de todo”, concluye Iniesta.

Y es que esta Madre Coraje no es ni buena ni mala, ni víctima ni verdugo, sino ambas cosas a la vez. Quizás por eso este espectáculo, que se estrenó hace dos años, conmueve y remueve de una manera tan feroz. Aún más al escuchar frases tan memorables como la de Catalina: “Ninguna causa está perdida si queda un insensato dispuesto a luchar por ella”.

La crítica ha dicho…

“Una magistral dirección de actores, que compiten en la excelencia de sus expresiones vocales, gestuales y corporales, ha dado por resultado un espectáculo ‘sobresaliente cum laude’”, ABC.

“Exquisita en cada una de las actuaciones de sus soberbios actores. Atalaya, los que hacen que con objetos tan pequeños se pueda hacer algo tan grande”, Ideal. “El elenco de Atalaya roza la perfección con un catálogo oral y físico deslumbrante”, Diario de Sevilla.

“Una gran función (…) Impresionante puesta en escena”, Diario de Córdoba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s