Trilogía de la ceguera. De Maurice Maeterlinck

_DSC7853 RETTres piezas, una función. El CDN presenta este innovador proyecto teatral con la firma del Premio Nobel de Literatura 1911, Maurice Maeterlinck, y la particular visión de tres directores – Vanessa Martínez, Antonio C. Guijosa y Raúl Fuertes–, elegidos para poner en pie, de forma unificada, “La intrusa”, “Interior” y “Los ciegos”. Tres bombas de relojería que prometen invadir el Valle-Inclán de puro, duro e hipnótico suspense. Por Ana Villa. Foto marcosGpunto

LA MUERTE, LA SOLEDAD, la pérdida de la identidad y el sentido vital, lo sobrenatural, lo insondable e inenarrable, lo desconocido, la locura, la otredad.

Las temáticas de “Trilogía de la ceguera” atraviesan los miedos y terrores básicos del hombre contemporáneo, y lo hacen a través del suspense, género capaz de sugestionar y emocionar al público.

Pero, ¿por qué unir tres piezas independientes en una función única? “Son tres obras muy dispares en su forma y peripecia, pero contienen las mismas inquietudes y símbolos. Este espectáculo ofrece un abanico de lectura de las mismas cuestiones de índole espiritual, emocional o filosófico, que se complementan entre sí”, comenta Vanessa Martínez, directora del que es, cronológicamente, el primer tercio de la función: “En “La intrusa” vemos a una familia con una tara, con un secreto, una maldición que vive entre las paredes de ese castillo en ruinas donde viven y que una noche va a despertar. He apostado por un tipo de interpretación muy en la línea del psicothriller”, apunta la directora.

Tras “La intrusa”, “Interior” y “Los ciegos”

El segundo turno llega de la mano de Antonio C. Guijarro con “Interior”, “una pequeña pieza construida sobre un fantástico mecanismo de crescendo”, declara el director, y añade: “me interesa muchísimo ver los procesos que sufrimos cuando nos enfrentamos a algo que no queremos, cómo nos resistimos, cómo lo aceptamos (si es que terminamos aceptándolo), qué cambia en nosotros cuando asumimos los hechos. ¿Si fuéramos plenamente conscientes de la muerte y de todo lo malo, cambiaríamos nuestra forma de ver la vida?”.

El espectáculo llega a su fin con “Los ciegos”, dirigida por Raúl Fuertes, quien hace una lectura de su función como “una metáfora clara y desoladora de nuestra sociedad contemporánea, una radiografía de la profunda crisis espiritual y ética que padecemos en nuestra irónicamente llamada ‘sociedad del bienestar’, donde realmente no vivimos, sino que sobre-vivimos. La pérdida de sentido vital, la soledad y falta de comunicación inter-personal en la era de internet, la corrupción, la apatía social, la pérdida de valores y derechos del ciudadano, las tensiones y ansiedades que todo ello nos genera, no son sino los restos de un naufragio anunciado que jamás quisimos ver. Ahora ya no nos queda más remedio, después del dolor al quitarnos las vendas, pero seguimos igual de ciegos, perdidos, desamparados, en un permanente ‘sálvese quien pueda’, intentando desesperadamente encontrar respuestas a preguntas que, todavía, ni siquiera hemos formulado”.

Hasta el 24 de Mayo

TEATRO VALLE INCLÁN

Pza. de Lavapiés, s/n. Tel. 91 505 88 01.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s