La pechuga de la sardina. De Lauro Olmo

lapechugadelasardina.ok.Foto1marcosGpuntoBajo el amparo del CDN, el director Manuel Canseco recupera una de las voces más injustamente olvidadas de la dramaturgia del siglo XX: Lauro Olmo. Una docena de actores, entre los que destacan mujeres como María Garralón, Natalia Sánchez, Amparo Pamplona y Alejandra Torray, dan vida a un drama que hablaba –y habla– del papel de la mujer en la sociedad española, de la represión sexual y sus resultados sociales y psicológicos. Todo ello en medio de un ambiente que adquiere un poder asfixiante… hasta las patéticas campanadas finales. Por R. P.

UNA CASA DE HUÉSPEDES. Doce personajes de vida desdichada y un ambiente asfixiante. Allí vive Concha, una joven trabajadora que, aunque soltera, está embarazada y cree que su única solución es irse del país. Junto a ella un puñado de mujeres igualmente encorsetadas y cuatro hombres cuya misión es, en definitiva, definir ese ambiente que cerca la casa.

Una vida a lo Chéjov

“La obra habla esencialmente de la mujer. La mujer cercada siempre por ese entorno social, educacional, que le impide en la mayoría de los casos evolucionar libremente como persona”, nos cuenta Manuel Canseco, director de esta propuesta, y añade: “La castración social de la mujer, el maltrato, el machismo de una sociedad circundante, el amor, la pérdida de la juventud, etc. son temas que siguen estando de actualidad, aunque los miremos con otro prisma”.

Natalia Sánchez, Marta Calvó, Amparo Pamplona, Alejandra Torray, María Garralón, Jesús Cisneros, Víctor Elías, Nuria Herrero, Marisol Membrillo, Cristina Palomo, Manuel Brun y Juan Carlos Talavera protagonizan una pieza francamente feminista en la que el espectador se sentirá como un fisgón y cuyo mensaje no fue muy bien aceptado por la sociedad española de aquella época.

“Nos encontramos con seis mujeres en diferentes estadios de su vida que juntas conforman una sola mujer. Una mujer producto de una época, pero también de una sociedad que aún colea entre nosotros”, dice Canseco. Hay, incluso, quien ha visto en esta obra muchos parecidos con la Bernarda de Lorca. Tanto que se ha dicho que es como si Lauro Olmo hubiese abierto las puertas de la casa de Bernarda no para librarse de viejos prejuicios, sino para mostrar que la sociedad entera está encarcelada. La pregunta ahora es si ya hemos conseguido libernarnos…

Una voz olvidada

Dice Ernesto Caballero, director del CDN, que “Lauro Olmo es una voz fundamental de la dramaturgia española del siglo XX, un autor imprescindible de la generación realista”. Es también uno de los grandes olvidados como olvidada es también “La pechuga de la sardina”. Aunque es una de las más representativas del autor y está a la altura de la elogiada “La camisa”, la obra no fue bien acogida por la crítica en su estreno en el Madrid de 1963. Pocas referencias más aparte de un Estudio 1 dirigido en 1982 por Francisco Abad con Emma Penella, Verónica Forqué y Marisa Paredes.

Hasta el 29 de Marzo

TEATRO VALLE-INCLÁN

Pza. Lavapiés, s/n. Tel. 91 505 88 01.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s