“La calma mágica”. De Alfredo Sanzol

La-calma-mágica_6“‘LA CALMA MÁGICA’ ESTÁ DEDICADA A MI PADRE, AL DESEO DE PODER VOLVER A HABLAR CON ÉL. TAMBIÉN AL PLACER DE RECORDAR HISTORIAS”. EL AUTOR Y DIRECTOR ALFREDO SANZOL EVOCA EL PODER MÁGICO DE LA PALABRA EN ESTE TRABAJO, TODO UN VIAJE INICIÁTICO QUE NOS SIRVE A PARTIR DEL 10 DE OCTUBRE EN EL TEATRO VALLE-INCLÁN COPRODUCIDO POR EL CDN Y TANTTAKA TEATROA. SANDRA FERRÚS, MIREIA GABILONDO, AITZIBER GARMENDIA, AITOR MAZO E IÑAKI RIKARTE PONEN VOZ, ROSTRO Y PIEL A UNOS PERSONAJES PARA LOS QUE LOS SUEÑOS Y LA REALIDAD LLEGAN A TENER EL MISMO VALOR ENTRE LOS RECUERDOS…

CUANDO SU PADRE vivió en Tejas, cuenta Alfredo Sanzol, se hizo amigo de unos rancheros que habían perdido a un hijo hacía poco. Tenían más o menos la misma edad y se parecían, así que le hicieron una oferta: Si se quedaba a vivir con ellos, le dejarían el rancho en herencia. A partir del placer de recordar historias, del dolor de echar de menos, de rechazar la idea de que las personas se vayan para siempre nace el último trabajo de uno de los autores y directores más interesantes y multidisciplinares de la actualidad.

Comedia como rebeldía

Su padre murió el año pasado y en un acto de rebeldía escribió para él esta obra. “Cuando me reía escribiendo y pensando en las situaciones y personajes me gustaba pensar que él se lo estaba pasando bien conmigo”, nos confiesa, y añade: “el teatro es el mejor lugar para rebelarse contra la muerte, para que los que se han ido vuelvan a aparecer, para que sus historias no se olviden, para que su amor no se olvide”.

Oliver quiere cambiar de vida. En una entrevista de trabajo su jefa le ofrece unos hongos alucinógenos. Él los toma y sueña que se queda dormido delante del ordenador y un cliente le graba con el móvil. El sueño se hace realidad y a Oliver se le mete entre ceja y ceja que ese cliente lo borre. Una obsesión que transformará su vida. “El gran tema es la necesidad de protec-ción. A los padres les pedimos protección siempre y cuando desaparecen sentimos la desprotección. Oliver busca ayuda pero se da cuenta de que tendrá que resolver el problema solo”.

“Quería hacer una historia para reírme, y para curarme, quería inventar a un personaje en el que meter mis neurosis. También pretendía hacer un acto de amor, un regalo, algo para dar las gracias. Quería inventar un mundo para poder volver a hablar con mi padre”, finaliza.

Desde el 10 de Octubre

TEATRO VALLE-INCLÁN

Pza. de Lavapiés, s/n. Tel. 91 505 88 01.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s