La Visita. De Antonio Muñoz de Mesa

lavisita.IVAN_ALTA“LA IGLESIA EQUIPARA EL ABUSO SEXUAL DE UN CURA EN HOLANDA CON UN ACCIDENTE LABORAL”. ASÍ DE ROTUNDO ERA EL TITULAR QUE EL PAÍS PUBLICABA EN 2004. AQUELLO INDIGNÓ TANTO A ANTONIO MUÑOZ DE MESA QUE DE AQUELLA HISTORIA NACIÓ ESTE TEXTO. BAJO LA DIRECCIÓN DE OLGA MARGALLO, IVÁN VILLANUEVA Y ROSA MARISCAL SE ENFRENTAN A LA MERCANTILIZACIÓN DEL SUFRIMIENTO AJENO. A PARTIR DEL 2 DE ABRIL EN EL ARENAL. Por R. P.

LA IGLESIA PERDONA nuestros pecados, pero ¿quién perdona los pecados de la Iglesia?

Un sacerdote –Iván Villanueva– se reúne con su agente de seguros –Rosa Mariscal– para pedirle una nueva póliza que cubra el abuso sexual a menores. O lo que es lo mismo, los principios éticos de la Iglesia sometidos por la doctrina implacable del beneficio económico.

UN COMBATE ENTRE MORAL Y CODICIA

“Decir que la Iglesia es mala, ser maniqueo, utilizar el morbo, el sensacionalismo… Son tentaciones que tienes a la hora de escribir”, nos confiesa un Antonio Muñoz de Mesa que aún se muestra indignado con la historia real de la que parte su texto. Pero él, acostumbrado a estas lides, ha sabido distanciarse y escribir un texto “sobre la mercantilización del sufrimiento ajeno. Es una obra que habla de dinero sobre todo”.

Al más puro estilo de “Oleanna”, de David Mamet, o de otras obras recientes estrenadas en nuestra cartelera como “La anarquista” o “El crítico”, “La visita” es un duelo de inteligencias. “Son dos personas muy inteligentes hablando de una manera muy técnica de algo muy sucio. Una obra donde se ponen a prueba la una a la otra y el espectador tiene que salir transformado”.

  • “Esta obra habla sobre la mercantilización del sufrimiento ajeno”, Antonio Muñoz de Mesa

Y es que el espectador probablemente se va a indignar enseguida. Abusos sexuales, Iglesia, dinero… No son temas fáciles, pero Antonio lo tiene claro: “El público va a entender que los seguros lo cubren todo, igual que Dios”, dice mientras nos cuenta que hay un monólogo muy bonito del cura al final que podríamos resumir así: Dios es un agente de seguros. Al principio firmas una póliza con él, te bautizas, haces la comunión, te casas y, si no has dado muchos partes, te regala la vida eterna.

LA HISTORIA REAL…

En los años noventa, un párroco holandés presuntamente abusó de una niña de doce años. En 1997 fue denunciado y condenado a un año de prisión y la Archidiócesis tuvo que pagar a la familia de la niña una indemnización. En 2004, el obispado de Rotterdam interpuso una demanda civil contra la aseguradora para reclamarle la devolución de ese dinero, que se pagó con discreción para evitar un escándalo, alegando que era equiparable a las indemnizaciones otorgadas en concepto de accidente laboral, pero la compañía se negó a pagar. En 2010 la Iglesia ganó.

Desde el 2 de Abril
TEATRO ARENAL
Mayor, 6.  Tel. 91 523 76 79.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s