El inspector. De Nikolai Gógol

PIRANDELLO, GORKI, SHAKESPEARE, STEINBECK Y AHORA NIKOLÁI GÓGOL. NO HAY MAESTRO CON EL QUE EL DIRECTOR MIGUEL DEL ARCO NO SE ATREVA Y, A LA VEZ, SEA CAPAZ DE DARLE SU VOZ, SUS GESTOS, SU PARTICULAR VISIÓN. Y NO HAY VEZ QUE LOS APLAUSOS NO LE LLUEVAN AL MISMO RITMO QUE LOS PREMIOS. ASÍ QUE MEJOR NO PERDERSE A PARTIR DEL 4 DE MAYO EN EL TEATRO VALLE-INCLÁN ESTA DIVERTIDA SÁTIRA A LA QUE DAN VIDA QUINCE GRANDES ACTORES. Por Vanessa Ramiro. Foto David Ruano.

 

UN PUEBLO ESPERA la visita de un inspector que va a investigar los desmanes y corruptelas de sus habitantes. Y, claro, están aterrorizados. Así que cuando se enteran de que en la posada se aloja un misterioso joven, nadie duda de que se trata de él y corren a colmarle de honores… y sobornos sin pararse a pensar que están equivocados. Cuando el joven se marcha después de engañarles, aparece el verdadero inspector…

 

LA CORRUPCIÓN A ESCENA

 

La obra es, en el fondo, una sátira acerca de la codicia y la estupidez de los burócratas. Pero, ¿seguimos encontrando casi doscientos años después estos mismos jueces, concejales, consejeros…? Ángel Ruiz, que interpreta, entre otros, al Concejal de Sanidad, no se lo piensa: “Esa es la brillantez de Gógol y también lo más triste, pues delata que es algo inherente al ser humano y que muy difícilmente va  cambiar. Tenemos ejemplos tan claros de estas cuestiones hoy en día con Camps, Urdangarines, o tramas Marbellíes que resulta vergonzante comprobarlo”.

 

Así que, con un humor “ácido y muy directo”, en palabras de Fernando Albizu, Gógol esconde tras una trama sencilla temas como “la inmoralidad, la inoperancia de los gobernantes, la desfachatez, todo eso que alimenta ese cáncer socio-político que es la corrupción”, dice Ángel y Fernando añade: “la avaricia, la obsesión por el poder, la estupidez humana…”.

 

Aún así, somos capaces de reírnos. A través de estos personajes –interpretados por Fernando Albizu, Gonzalo de Castro, Jorge Calvo, Manolo Caro, Pilar Castro, Javier Lara, Juan Antonio Lumbreras, Raúl Márquez, José Luis Martínez, Chiaki Mawatari, Patxi Pascual, Ángel Ruiz, Macarena Sanz, Manuel Solo y José Luis Torrijo– Gógol nos hace reír.

 

Tal como afirma Albizu “la risa siempre es necesaria. Sirve como terapia y, además, es una buena manera de hacer pensar”. Lo confirma su compañera de reparto Macarena Sanz: “hace falta reírse y relativizar las cosas, pero no en el sentido de evadirse, sino de hacernos conscientes”. Mientras, Ángel Ruiz va más allá: “Gracias a la risa podemos digerir mejor la vergüenza de ser humanos y de hacer lo que hacemos con nuestros semejantes”.

 

¿Les apetece reírse de los políticos, jueces, concejales…? Eso sí, no lo olviden: pueden estarse riendo también de ustedes mismos.

 

NIKOLÁI GÓGOL, UN MAESTRO DE LA LITERATURA RUSA DEL SIGLO XIX

 

Con una gran maestría para retratar personajes y un chispeante sentido del humor, Gógol ha conseguido que sus obras de teatro, relatos y novelas se encuentren entre las obras maestras de la literatura realista rusa del siglo XIX. “Las veladas en Dikanka”, “Mirgorod”, “Tarás Bulba” o “El inspector” son algunos de sus grandes títulos entre los que destaca sobremanera “Las almas muertas”, su mejor trabajo y una de las mayores novelas de la literatura universal. Al borde de la locura, poco antes de morir quemó el manuscrito de la segunda parte de este texto.

 

ENTRE “EL RETABLO DE LAS MARAVILLAS” Y “BIENVENIDO MR. MARSHALL”…

 

Dice Miguel del Arco que “El inspector”, estrenada en 1836, parece heredera de “El retablo de las maravillas” y antesala de la película “Bienvenido Mr. Marshall”. Y parece que no le falta razón. En “El retablo de las maravillas”, uno de los mejores entremeses de Miguel de Cervantes, publicado por primera vez en 1615, unos pícaros representan una función que, según dicen, sólo pueden ver los hijos legítimos y cristianos de toda la vida. Así que cuando un militar dice no ver nada, el pueblo, que está siendo timado, se mofa de él. Algo parecido retrató en los 50 Luis García Berlanga, cuando, ante la inminente visita de un comité del Plan Marshall a un pequeño pueblo, su alcalde propone a los vecinos que se disfracen al más puro estilo andaluz para causar buena impresión a los americanos que vienen a repartir dinero. Nuestra picaresca…

 

Desde el 4 de Mayo

TEATRO VALLE-INCLÁN

Pza. de Lavapiés, s/n.  Tel. 91 505 88 01.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s