Luces de Bohemia. De Valle-Inclán

“MAX: LA TRAGEDIA NUESTRA NO ES TRAGEDIA. DON LATINO: ¡PUES ALGO SERÁ! MAX: EL ESPERPENTO”. ASÍ INAUGURA VALLE-INCLÁN UNA FORMA ESPERPÉNTICA DE VER LA REALIDAD NO EXENTA DE TERNURA Y ESPERANZA QUE AHORA LLEVA A LAS TABLAS EL DIRECTOR LLUÍS HOMAR.  ÉL TEJE LOS HILOS QUE DURANTE AQUELLA NOCHE MUEVEN POR MADRID MEDIO CENTENAR DE PERSONAJES INTERPRETADOS AHORA POR 19 GRANDES ACTORES COMO ENRIC BENAVENT O GONZALO DE CASTRO. Por V. R.

 

LAS CALLES DE UN MADRID absurdo, brillante y hambriento vuelven a ser testigo del caminar apesadumbrado de “un hombre ciego, un hiperbólico andaluz, poeta de odas y madrigales”. Max Estrella echa a andar de nuevo –interpretado por Gonzalo de Castro y dirigido por Lluís Homar– junto a “un vejete asmático, quepis, anteojos”, su fiel escudero, Don Latino de HispalisEnric Benavent–.

 

“Son un tándem extraordinario, son dos seres que representan dos visiones muy particulares de una realidad. Don Latino y Max Estrella son Quijote y Sancho, son la mano derecha y la mano izquierda, son el sirviente y el amo, son el perro y el gato. Son dos formas de morir y de vivir, de respirar un Madrid que aún existe. Son dos maneras de contar una historia muy particular”, nos cuenta Gonzalo de Castro.

 

A LAS SOMBRAS DE LA NOCHE DE MADRID

 

Y esa historia no es otra que el recorrido que hacen juntos por la capital antes de la muerte de Max Estrella.

 

A partir de su figura real trasciende la anécdota del fracaso y la muerte de un escritor venido a menos convirtiéndose en una parábola trágica y grotesca de la imposibilidad de vivir en un país deforme, injusto y opresivo.

Así lo describe Benavent: “‘Luces de bohemia’ es una visión aparentemente alucinada de la realidad porque es tan intensa, tan interior, tan profunda que es donde surgen los monstruos. Es como un mal sueño, como una pesadilla donde se unen de manera muy fuerte la rotura del alma de los personajes y de un país en un momento determinado”.

 

Un viaje por un Madrid, no se engañen, que aún existe. Lo explica Gonzalo de Castro: “Hoy en día llevamos vaqueros y zapatillas, pero da igual, el hambre, el frío y la desesperación son los mismos y para mucha gente la falta de atención, de oportunidades y de reconocimiento sigue siendo tan atroz como en aquel tiempo”.

 

Y todo eso bajo la atenta mirada y dirección de Lluís Homar, que ha querido ponerse por “el tremendo amor que ha sentido por el texto y la fascinación por Valle-Inclán al absoluto servicio del autor”, dice Benavent, a lo que Gonzalo de Castro añade: “con un respeto absoluto, sin saltarnos un cuadro ni una coma ni un punto. Tiene mucha verdad y mucho trabajo”.

 

Todo con reparto que completan Fernando Albizu, Ángel Burgos, Jorge Bosch, Jorge Calvo, Javi Coll, Mariana Cordero, Gonzalo Cunill, José Ángel Egido, Rubén de Eguía, Sergio Gómez, Adrian Lamana, Jorge Merino, Nerea Moreno, Isabel Ordaz, Luis Prado, Miguel Rellán y Marina Salas.

 

Y, en el fondo, “‘Luces de bohemia’ es un espejo de nosotros mismos, hay que ir a vernos para comprendernos mejor”, finaliza Benavent.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s