Madame Bovary. De Gustave Flaubert

EN 1850, EN MEDIO DE UNA SOCIEDAD POCO AMABLE CON EL GÉNERO FEMENINO, GUSTAVE FLAUBERT DA VOZ A EMMA BOVARY, UNA MUJER TRASGRESORA QUE PELEA POR LO QUE ELLA ENTIENDE UNA VIDA LIBRE. SI SE EQUIVOCA, ES OTRA HISTORIA, PERO SU GRITO RESUENA BIEN FUERTE POR PRIMERA VEZ EN ESPAÑA. LO HARÁ DESDE EL 2 DE FEBRERO EN EL TEATRO BELLAS ARTES A TRAVÉS DE DOS MUJERES: LA ACTRIZ ANA TORRENT Y MAGÜI MIRA, QUE FIRMA LA DIRECCIÓN DE ESTA OBRA MAESTRA. Por Vanessa Ramiro.

 

“CUANDO UN DESEO nace en una mujer ya existe una regla para reprimirlo”.

 

Así habla Emma Bovary, una mujer que ha tenido la desdicha de nacer en una época que no es la suya. Inmersa en los duros principios morales y sociales de 1850, se ve obligada como mujer a vivir sumisa, pero ella, valiente, intenta escapar de ese paisaje en el que se ahoga. Lee, imagina, sueña, desea, pelea por una vida libre, pero se pierde, equivoca la salida y, cada vez más sola, se hunde impotente. 

 

EMMA, REFLEJO DE LA MUJER

 

Escribe Flaubert, el autor que pone voz a la mujer desesperada: “Madame Bovary soy yo”. Una máxima que puede hacerse extensiva a todos nosotros, hombres y mujeres de hace cien años y de los próximos cien, porque ¿quién no se ha sentido insatisfecho alguna vez? ¿Quién no ha pensado que esa no es la vida que quiere vivir?

 

Fascinada por este personaje, Magüi Mira coge la batuta de este proyecto y nos habla de su actualidad: “Emma Bovary, una mujer magistralmente creada por Flaubert en 1850, ha dejado de ser personaje y se ha convertido en persona, en una mujer casada con la que hoy se siguen identificando millones de hembras que fracasan en la gestión de sus vidas”.

 

Una historia a la que vertebran “los duros y arrolladores móviles de toda la vida: el sexo y el dinero”, nos cuenta Magüi y añade “Flaubert nos habla del derecho de la mujer al placer sexual sin culpas, del valor que supone la transgresión de normas injustas, de la inutilidad de la mentira y, sobre todo, de la terrible frustración que produce el estado de insatisfacción crónico en una persona, que en muchos casos, lleva de cabeza a la autodestrucción”.

 

EMMA, REFLEJO DE GUSTAVE

 

Cinco años dedicó Flaubert a escribir, reescribir y constrastar la que sería su obra maestra. Su vida es la única inspiración de su novela y la pasión sexual vivida con su amante, la poetisa Luise Colet, está muy presente. Publicada por entregas en 1856, generó un gran escándalo y su autor fue llevado a juicio por el puritanismo hipócrita de la época: debía defender el comportamiento de Emma Bovary. Es absuelto, pero este hecho empañó el éxito de la novela. A los 59 años, arruinado y desesperado, muere. Sólo le faltó recurrir al arsénico para ser completamente Madame Bovary.

 

TEATRO BELLAS ARTES

Marqués de Casa Riera, 2. 

Tel. 91 532 44 37.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s