Los músicos de Bremen. De los Hermanos Grimm

“PERSEGUIDOS O EXPULSADOS POR CAUSAS QUE SON MUY ACTUALES HOY EN DÍA”, EL BURRO, EL GALLO, EL PERRO Y EL GATO, PERSONAJES DEL ANTIGUO TEXTO DE LOS HERMANOS GRIMM, SE SUBEN A LAS TABLAS DEL SANPOL PARA DELEITARNOS CON UN ESPECTACULAR MONTAJE DIRIGIDO POR ANA Mª BOUDEGUER. Por M. R.

LLEGA AL SANPOL la conocida historia de los Hermanos Grimm convertida en una tierna y divertida comedia musical de la mano de la experimentada y siempre genial compañía Bicicleta del Teatro Sanpol. En ella vamos a enamorarnos de “cuatro animalitos que, de una u otra forma, son maltratados, tanto por la sociedad como por sus amos o compañeros del lugar donde viven y que deciden ir en busca de la ciudad de sus sueños, donde ellos piensan que todo se va a arreglar y podrán ser quienes quieren ser, podrán hacer lo que quieren hacer y podrán ser felices por fin”, comenta Ana Mª Boudeguer. Y es que, “cuando los Hermanos Grimm escribieron la historia, la ciudad de Bremen era una de las ciudades más famosas de Europa, aún siendo pequeña, porque era muy liberal. Allí llegaban muchísimos extranjeros, artistas que en otras partes sufrían algún tipo de persecución y eran muy bien acogidos”.

Como todas las obras del Teatro Sanpol, ésta cuenta con una escenografía sorprendente de Gueorgui Dimov, quien “ha hecho algo precioso, colorido, jugando mucho con el abstracto y con los colores”, asegura Boudeguer. Y, continúa, “contamos igualmente con un vestuario muy divertido. Llaman la atención también las proyecciones, algo con lo que estamos trabajando desde hace varios espectáculos, y la iluminación de Nicolás Fischtel, que reaviva todas las aventuras de estos animalitos en su trayecto a Bremen”.

UN CLÁSICO DE HOY

Números musicales y coreográficos de gran belleza con un elenco de reconocida calidad:  Juan MolanoJijó el Burro (contrabajo)–, Felipe AnsolaKikirikó el Gallito (piano)–, Bélen GonzálezRenata la Gata (guitarra)–, Víctor BenedéPillín el Perro (bateria)– y  Óscar Martínez GilPatapalo el Ladrón–. Un espectáculo para los más pequeños que no tiene otro secreto que el de “entretener y ser divertido” además de contar con “una historia que les llegue, que los conmueva y que los haga pensar”, concluye Boudeguer.

UN PRESUNTO IMPLICADO EN LOS MÚSICOS DE BREMEN

Nacho Mañó, conocido y querido integrante de “Presuntos Implicados” es el artífice de la música creada para este espectáculo llevando la batuta de la dirección musical: “La idea de que ‘Los músicos de Bremen’ fuese para niños me gustaba mucho”. En cuanto a los personajes, “el Burro tiene un tipo de música que puede recordar al gospel, por así decirlo, pero muy básico, el Perro es un rapero, Kikirikó es un gallo que canta soul, una especie de rhythm and blues y la Gata canta blues. Veremos distintos estilos, casi todos de música negra pero muy estereotipado para niños de 6 a 10 años de una forma muy didáctica, pero también divertida”. El concepto musical de la obra ha sido “creado entre Ana Mª, Julio y yo. Una experiencia muy divertida donde alguno de los músicos –actores– ha tenido que aprender a tocar un instrumento. Una experiencia diferente, creativa e inspiradora”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s