La Cenicienta. De LaMov

LAMOV COMPAÑÍA DE DANZA LLEVA A LA ESCENA UNA VERSIÓN RENOVADA DEL CUENTO DE “LA CENICIENTA”. LA HISTORIA DE PERRAULT, CONOCIDA Y RECONOCIDA POR TODO EL MUNDO, Y LA MÚSICA DE PROKOFIEV SE ACTUALIZAN AQUÍ DE LA MANO DEL COREÓGRAFO Y DIRECTOR DE LA COMPAÑÍA, VÍCTOR JIMÉNEZ. Por V. R.

“ÉRASE UNA VEZ…”. Así comienzan la mayoría de los cuentos clásicos que todos conocemos. Con “y fueron felices y comieron perdices” suelen terminar. ¿Pero es cierto que es así en la vida?

“La vida muchas veces no va por donde queremos. Esta Cenicienta es inocente, pero tiene su genio para dudar y decidir. Su felicidad no se encuentra donde pensaba en un principio ni donde las hermanastras y la madrastra soñaban”, nos cuenta Víctor Jiménez, director de LaMov y añade “esta Cenicienta arriesga, elige… y gana. Pero no es una moraleja, pretendo que cada uno decida escribir en su mente lo que ha visto… que la imaginación vuele”.

CON LOS PIES EN EL SUELO

“La Cenicienta” es la última creación de LaMov y su primera vez con un ballet clásico. Y Víctor Jiménez ha querido apostar por el lado más humano de los personajes de Perrault y por su acercamiento hasta nuestros días: “Todos están llenos de magia. La madrastra es histriónica, las hermanastras un poco petardas, el príncipe es encantador y ella… ella es la que enamora”, dice.

Ella, Cenicienta, surgió de interpretaciones de mujeres del cine mudo hasta llegar a un comportamiento de alguien acorde a nuestros días: “Pretendía mostrar a una Cenicienta actual, una mujer con los pies en el suelo, con mucha magia, pero también con genio y capacidad de decisión. Eso es lo interesante de “La Cenicienta” de LaMov, que la protagonista busca el camino hacia esa mujer real”, continúa el director.

LA MAGIA DE LA DANZA

Y todo esto se traduce en una danza técnica y precisa con estilos que abarcan los elementos más clásicos del ballet hasta los lenguajes más innovadores y contemporáneos. La magia de la danza, pero también el trabajo de los actores –Luciana Croatto, Elena Gil Mas, Elena Thomas, Mattia Furlan, Antonio Ayesta, Lydia Carusso y Jonatan de Luis Mazagatos–.

A través de la fantasía, del sueño y de la ilusión a la narración de Perrault se unen la partitura de Prokofiev, la escenografía a cargo del pincel de Pepe Cerdá y la coreografía de Víctor Jiménez, en una propuesta artística conjunta –literatura, música, pintura y danza–, que plantea una reflexión sobre la búsqueda íntima de la felicidad, concluyendo que no siempre se halla donde se la pretende.

LaMov Cía. de Danza

“Es una compañía de gente profesional que trabaja duramente todos los días para sacar el proyecto adelante. Un proyecto en el que puede faltar presupuesto y subvenciones, pero en el que no falta ni ilusión ni ganas por mejorar”. Así define Víctor Jiménez –ex bailarín de Víctor Ullate, pupilo directo de Bèjart y bailarín solista de la Ópera de Lyon– a LaMov, una compañía con un estilo de corte neoclásico que bajo su dirección trabaja en Zaragoza desde 2008. Entre sus trabajos cabe destacar “El trovador”, “Payasos divinos” o “Dos” y entre sus proyectos futuros, estrenan en diciembre “Servet o la Soledad” y en 2012, una pieza de Itzik Galili.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s