La gran aventura de Pinocho

10 ARTISTAS EN ESCENA, MÁS DE 20 TEMAS MUSICALES CON PINCELADAS DE SOUL, FUNKY, POP, RAP, BREAKDANCE…, CAMBIOS DE ESCENOGRAFÍA, ACROBACIAS Y HASTA UNA EXPLOSIÓN DE CONFETI EN EL ESPECTÁCULO DIDÁCTICO DE “LA GRAN AVENTURA DE PINOCHO”, EL DE SIEMPRE, PERO DISTINTO… Por R. B.

Un niño de verdad que vive en una ciudad donde todo está contaminado. Por este motivo y, tristemente, nadie puede pedir deseos. Ese niño de verdad es PinochoSara Grávalos–, el famoso personaje de Collodi que todos conocemos, pero que en esta gran aventura se ha adaptado a los tiempos que corren. Así, en esta versión, Pinocho se hace más comprensible y cercano para el público familiar.

UN PINOCHO DE HOY

Debido a la contaminación de “La Fábrica”, no se pueden ver las estrellas y es por este motivo por lo que no se pueden pedir deseos. En este contexto, encontramos a “un niño de nueve años que está viviendo la separación de sus padres, que conoce al Hada Azul –Mariola Peña– y le regala la luz. Con esa luz intenta evadirse de las discusiones de sus padres; la luz de esa estrella le convierte en una marioneta y, a partir de ahí, se desencadena toda la gran aventura“, comenta Jesús Sanz-Sebastián, director, guionista y creador de la idea original del espectáculo, creador también de espectáculos como “Forever. King of Pop” sobre Michael Jackson, actualmente de gira por España, o “Andersen, el musical de los cuentos”.

El famoso Pepito Grillo, es en esta historia, QuesoJuan Antonio Carrera Figueroa–, “una rata de alcantarilla que se cuela en la casa de Pinocho y, el niño, que se siente solo, quiere a la rata de mascota”, desvela el director. Inés LeónSarah (madre de Pinocho)–, Javier NavaresEmmet (padre de Pinocho)– y Guillermo EstadTuerca–, entre otros, hasta contar un total de diez artistas que acompañarán a un Pinocho que “no es ignorante, es un niño vago, que no quiere estudiar, con un punto macarra”, en palabras de Sanz-Sebastián.

UN MUSICAL FAMILIAR

La idea de este musical surge de un amante de la fantasía y de la ciencia ficción. “El público familiar necesita espectáculos que llenen a los niños, a los padres, por eso es familiar, porque tiene que gustar a todos. Desde ese punto de vista me dije, ‘creo que sería muy interesante dar una vuelta de tuerca a Pinocho, que es un cuento muy conocido, y hablar de la familia, de la contaminación, de qué es lo que queremos, pero qué es lo que necesitamos, este tipo de mensajes… haciendo algo de calidad, que se note que está hecho con cariño, que está mimado”, nos cuenta el director.

Y no olvidemos que el público infantil es el más exigente, por eso en este musical las canciones nos harán vibrar en la butaca, y es que “los niños quieren bailar y cantar”, pero no por ello “tienen por qué cantar el Cocoguagua. Quieren ver algo dinámico, divertido, vestuarios que les llame la atención…”, concluye el director de este musical que además nos permite mostrar a los más pequeños valores como la familia, el cuidado del medioambiente o la verdadera diferencia entre “el bien y el mal”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s