Tartufo. De Molière

SOBRE LAS TABLAS UNA DE LAS OBRAS MÁS CONOCIDAS Y ADMIRADAS DE MOLIÈRE, QUIEN NOS PRESENTA A SU IMPOSTOR, A SU ‘TARTUFO’. DIRIGIDA POR HERNÁN GENÉ E INTERPRETADA POR ÉL MISMO, ACOMPAÑADO DE ROBERTO SAN MARTÍN, NATHALIE SESEÑA, CRISTINA CASTAÑO Y PACO HIDALGO, “TARTUFO” LLEGA AL TEATRO FERNÁN GÓMEZ DESDE EL 21 DE SEPTIEMBRE. EL ENGAÑO INTENCIONADO, LA SÁTIRA CONTRA LOS HIPÓCRITAS, UN ETERNO CLÁSICO QUE SIGUE VIGENTE EN LOS TIEMPOS QUE CORREN. Por María Rodríguez.

Con esta comedia, sencillamente genial, Molière llegó a granjearse verdaderos y poderosos enemigos además de grandes problemas en la corte. Los ‘Tartufos’ de entonces no toleraron que se les llevara a escena e hicieron lo necesario para parar las representaciones y hacer que la obra fuera prohibida. Así fue y la querella duró casi cinco años hasta que finalmente pudo Molière estrenarla en París sin censuras.

ENGAÑADO Y ENGAÑADOR

“Desde el comienzo de la función vamos a ver a una persona totalmente ciega ante una realidad que lo perjudica”, comenta Hernán Gené, quien dirige la obra y además interpreta a Tartufo.

El cándido Orgón se ha visto cegado por la falsa devoción de Tartufo y lo ha introducido en su casa. A pesar de tener a toda su familia en contra, este hombre demasiado solo, con demasiada necesidad de creer, obnubilado por el simulado fervor celestial del estafador, avanza paso a paso hacia aquello que todos le desaconsejan y reprueban. En palabras de Gené, “todo el mundo en la familia ve que Tartufo es un mentiroso, un estafador y un ladrón y así se lo hacen saber a Orgón, quien niega esta evidencia, cada vez con más vehemencia”. ¿Cómo es posible que Orgón, burgués bien avenido, se deje engañar por este tan exagerado devoto? “Dentro de todo este juego de comedia hay un trasfondo muy humano y a mí siempre me hace pensar en cómo nosotros nos dejamos engañar aún sabiendo que nos están engañando. Muchas veces preferimos este engaño a una realidad posiblemente mejor pero desconocida”. Nos situamos ante una obra que no nos queda lejana, una historia que sigue siendo actualidad. “Hay algo en el nervio profundo de la obra que sigue presente, basta con detenerse a mirar los noticieros o pararse a leer un periódico y ves que todo está lleno de ‘Tartufos’ y ‘Orgones’; no olvidar que para que haya un engaño debe de haber alguien que se deje engañar”, nos cuenta el Gené.

UN GRAN CLÁSICO

“El camino nunca es llano, el camino del arte no es fácil”. En este caso, “el abordar un clásico de esta envergadura y de este modo supone no una dificultad, pero sí una gran responsabilidad para con Molière, para con tus ancestros, para con el texto y, al mismo tiempo, te facilita el hecho de ser creativo porque las obras buenas se expresan por sí mismas”. Y es que, “Molière es una maquinaria perfecta, no se puede hacer mejor, hay que hacer lo que él dice que hay que hacer. El juego es cómo hacer esto desde nuestro punto de vista y creo que lo hemos logrado”, concluye el director.

MOLIÈRE, EL AUTOR

Jean-Baptiste Poquelin, llamado Molière (1622 –1673), fue un dramaturgo y actor francés y uno de los más grandes comediógrafos de la literatura occidental.

Considerado el padre de la Comédie Française, sigue siendo el autor más interpretado. Despiadado con la pedantería de los falsos sabios, la mentira de los médicos ignorantes, la pretenciosidad de los burgueses enriquecidos, Molière exalta la juventud, a la que quiere liberar de restricciones absurdas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s