Yo, el heredero. De Eduardo de Filippo

UNA VEZ MÁS EL GENIAL EDUARDO DE FILIPPO VUELVE A HACER GALA DE SU PROFUNDO CONOCIMIENTO DEL SER HUMANO Y DEL TEATRO PURO. UNA DOCENA DE ACTORES, ENTRE LOS QUE SOBRESALEN LOS NOMBRES DE ERNESTO ALTERIO, CONCHA CUETOS O FIDEL ALMANSA, A LAS ÓRDENES DEL ITALIANO FRANCESCO SAPORANO DAN VIDA A ESTA COMEDIA TAN BRILLANTE COMO CRÍTICA CON LA QUE EL TEATRO MARÍA GUERRERO DA EL PISTOLETAZO DE SALIDA A LA TEMPORADA. A PARTIR DEL 16 DE SEPTIEMBRE. Por Vanessa Ramiro.

Una reunión familiar presidida por el abogado Amedeo Selciano  conmemora la muerte de Prospero Ribera, que durante treinta y siete años ha vivido como huésped en la casa del generoso padre del abogado. Ahora su hijo, Ludovico, reclama, como legítimo heredero suyo, ser acogido igualmente por la acaudalada familia. Ante su negativa, les acusa de haber convertido a su padre en un parásito, pero luego consigue convencerlos de que sigan ejerciendo con él su hipócrita labor de beneficencia.

MISERIAS DEL SER HUMANO

“Una comedia amarga sobre la herencia y la caridad cristiana, sobre todo el patrimonio de ‘falsos valores’ que una familia conserva de generación en generación”. Así define Francesco Saporano, el director, la obra que significa su puesta de largo con el genial Eduardo de Filippo. Tanto es así que afirma estar viviéndolo “como se vive la riqueza de un amor buscado y deseado durante años”.

En el fondo el texto es “una crítica brillante a la generosidad y caridad de cierta clase social que tiene mucho de hipocresía y de escaparate”, nos cuenta Concha Cuetos, y de la que Fidel Almansa se queda con “la capacidad del autor de captar lo grande y lo pequeño del alma humana, todo en clave de humor, demostrando su conocimiento al milímetro de lo que es el ser humano”.

Cuetos, Almansa y el resto del reparto –Beatrice Binotti, África García, José Luis Martínez, Rebeca Matellán, Natalie Pinot, José Manuel Seda, Mikele Urroz, Yoima Valdés y Abel Vitón– dan vida a unos personajes en los que el autor consigue “captar con un arrojo y una precisión extraordinarios las manías, las obsesiones y las debilidades de una familia burguesa”, explica el director.

ANTICIPADO A SU TIEMPO

Aunque la primera versión del texto data de 1941, la obra no ha perdido ni un ápice de actualidad. No hay que olvidar que, como apunta Saporano, “De Filippo es ya un clásico y los clásicos les hablan siempre a las generaciones venideras”.

Tanto es así que supo anticipar la crisis de la familia y del modelo burgués occidental y la necesidad de todo individuo de ser libre y autónomo para decidir sobre su propio destino. Por eso, “el público se va a ir con un sabor amargo en la boca y una sonrisa en la cara”, finaliza Fidel Almansa.

EDUARDO DE FILIPPO, EL AUTOR

Eduardo De Filippo (Nápoles, 1900 – Roma, 1984) desarrolló a lo largo de su vida una extensa carrera como actor, autor teatral y director de cine. Creció en el ambiente teatral napolitano y en 1946 escribió “Filomena Marturano”, la obra de teatro que le dio mayor celebridad y dos veces adaptada al cine. Relativamente poco conocido en España, aunque en las últimas temporadas en Madrid se ha prodigado con textos como “El arte de la comedia” o “Con derecho a fantasma”, en Nápoles es toda una institución. Entre sus numerosas obras destacan títulos como “Chi è cchiuʹ felice ʹe me!”, “Natale in casa Cupiello”, “Napoli milionaria!” o “La grande magia”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s