Compañía Nacional de Danza

UN BAILARÍN Y COREÓGRAFO CONSIDERADO UN GENIO PARA MUCHOS; EL PREMIO NACIONAL DE DANZA DE 2010 Y UN REFERENTE INDISCUTIBLE Y UN JOVEN COREÓGRAFO CON MUCHO QUE DECIR… O LO QUE ES LO MISMO NACHO DUATO, ÀNGELS MARGARIT Y ALEXANDER EKMAN. LA COMPAÑÍA NACIONAL DE DANZA PRESENTA DEL 17 AL 26 DE JUNIO EN EL TEATRO DE LA ZARZUELA TRES PIEZAS, UNA REPOSICIÓN Y DOS ESTRENOS, FIRMADAS POR ESTOS GRANDES NOMBRES DE LA DANZA. Por Vanessa Ramiro.

ARCANGELO. EL ASCENSO AL PARAÍSO

Estrenada por la Compañía Nacional de Danza en el Teatro Real de Madrid en mayo de 2000, “Arcangelo” es una reflexión sobre el paraíso y el infierno. El coreógrafo Nacho Duato –de quien también es la escenografía– se ha basado en esta ocasión en los maravillosos Concerti Grossi del violinista y compositor italiano Arcangelo Corelli, que comenzó su carrera a finales del siglo XVII en Bolonia como violinista con tan sólo 17 años y fue reconocido como instrumentista de élite y uno de los compositores más influyentes de su tiempo. La coreografía termina con un aria de la ópera “Il Primo Omicidio”.

Para componer esta pieza de singular belleza Duato ha utilizado los len-tos y adagios en un orden distinto al original. “Se trata de una obra que busca la liberación a través de la muerte, como vía de acceso a un paraíso que nos libere”, explicó el propio Nacho Duato cuando la pieza se presentó en el año 2000 en un programa compuesto, además, por otras dos de sus creaciones “Por vos muero” y “Ofrenda de Sombras”.

ÓRBITAS Y DERIVAS. LA FASCINACIÓN POR EL ESPACIO

Con música original de Joan Saura, Àngels Margarit firma esta nueva coreografía que la Compañía Nacional de Danza estrena en el escenario del Teatro de la Zarzuela. “Órbitas y derivas” muestra en palabras de su creadora “un paisaje de recorridos, trayectorias y errancias que atraviesan el espacio o se instalan en él, como surgidas de algún accidente cinético” y continúa “se desarrolla a partir de algunos de los motivos físicos referenciales de mi escritura coreográfica. La caída, la suspensión, el impulso, la inercia son acciones físicas que tratamos de habitar”.

Tramas y constelaciones se suceden en una pieza que busca, además, vínculos entre los intérpretes, quienes necesitan complicidad para resolver las situaciones y la geometría espacial a la que están sometidos.

Además, “Órbitas y derivas” es también “un pequeño homenaje a Octavio Paz y a Gilberto Ruiz Lang que me dio a conocer la poesía de éste y me incitó a dar cuerpo a la palabra”, finaliza Margarit.

FLOCKWORK. METÁFORA DE LA SOCIEDAD
Durante el otoño de 2006 Alexander Ekman creó la coreografía, escenografía y música de “Flockwork” para el Netherlands Dans Theater II, que fue estrenada en noviembre de ese mismo año y que supuso su lanzamiento internacional como coreógrafo. “Fue mi primera pieza importante y estaba entusiasmado con que me hubieran dado esa oportunidad. Ésta es la tercera vez que la monto”, afirma el coreógrafo.

Y es que dentro de este tríptico de la Compañía Nacional de Danza también figura, por primera vez en España y en la compañía esta pieza, un trabajo rítmico, en cierto modo humorístico y muy visual. “Es un gran grupo desplazándose sin rumbo, creando formas y escenarios alrededor de tres grandes mesas”, nos cuenta Ekman.

En el fondo una metáfora, un espejo de las sociedades que se desplazan por todo el mundo y de la gente que necesita hacer algo siempre. “En mi trabajo siempre me impongo la misión de sorprender y obtener que la audiencia sienta algo o se olvide de sus vidas durante unos segundos”, finaliza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s