Falstaff. Sobre textos de William Shakespeare

ANDRÉS LIMA REGRESA AL CDN CON ESTE MONTAJE CREADO A PARTIR DEL MÍTICO PERSONAJE DE SHAKESPEARE PRESENTE EN LA OBRA DE AUTORES COMO ORSON WELLES O GIUSEPPE VERDI. NO ESTARÁ ACOMPAÑADO DE ANIMALARIO, SU COMPAÑÍA HABITUAL, PERO SÍ DE ACTORES DE LA TALLA DE PEDRO CASABLANC, RAÚL ARÉVALO, CARMEN MACHI O ALFONSO LARA, ENTRE OTROS. DESDE EL 18 DE MARZO. Por Miriam Gómez.
Dicen que Shakespeare escribió “Las alegres comadres de Windsor” por deseo explícito de la reina Isabel. Al parecer, a la reina le divertía el personaje de Falstaff y tenía mucho interés en verle enamorado. Esta anécdota, aún siendo probablemente falsa, da buena cuenta de la fascinación que ha generado el personaje de Falstaff en la historia de la literatura universal.
DEMASIADO HUMANO
Sir John Falstaff aparece en tres obras William Shakespeare: las dos partes de “Enrique IV” y “Las alegres comadres de Windsor”. La pregunta que circula desde que Falstaff conquistó la escena es ¿qué  le hace tan atractivo? ¿Por qué se genera esa conexión afectiva con este personaje? Falstaff es un cobarde, un glotón, un bebedor, un tramposo; pero además es cariñoso, es un amigo fiel, es deshonesto pero franco; es un hombre interesado en la risa, es un hombre interesado en la vida. “Falstaff representa el amor a la vida, el amor filial, porque él quiere al príncipe como a un hijo; Falstaff es un canto a la vida en todas sus facetas”, dice Pedro Casablanc, que interpreta al protagonista.
Falstaff aúna al payaso y al filósofo. Es un iconoclasta, un vividor, un personaje de grandes profundidades. Así, el porqué de esta centenaria fascinación es evidente: Falstaff es un antihéroe, Falstaff es humano; es como nosotros. Él, a diferencia de otros personajes shakesperianos, no decae por exceso de ambición, de tiranía, de envidia, de celos o de duda, sino por exceso de lealtad. Como explica Casablanc, “Falstaff, aún mintiendo y haciendo teatro constantemente, es un ingenuo. Su lema es la vida, huye de la guerra, reivindica la pasión por vivir y lo dice sin ningún complejo. Además come y es gordo… Es un personaje tierno, sin rudeza, es muy cariñoso”.
HECHA PARA BAILAR
Andrés Lima ha querido centrar la atención en la mirada de este personaje, hacer que su mirada sea protagonista del derrocamiento de Ricardo II, de la toma de poder y vergüenza de Enrique IV y de la coronación de su amigo Hal como Enrique V. La obra está basada fundamentalmente en las dos partes de “Enrique IV”, pero el título elegido, da cuenta de qué personaje es el prioritario.
Como él mismo afirma, “el montaje es más libre y a la vez más teatral que nunca. No hay ningún tipo de camisa que nos tengamos que poner, vamos a la esencia de la gordura de Falstaff, a la vergüenza del rey y de la ambición del príncipe. Los actores interpretan personajes que se cambian en escena, el sexo es secundario, verás que Carmen Machi interpreta Doña Prisas y también al Arzobispo. Hemos tratado de hacer algo muy libre, muy ecléctico y muy juguetón; es una obra para bailar”.
Sobre el escenario, un total de catorce actores dan vida a este montaje. Además de Pedro Casablanc, el propio Andrés Lima y Carmen Machi, destacan nombres de nuestras tablas como Chema Adeva, Raúl Arévalo, Jesús Barranco, Sonsoles Benedicto, Alfonso Blanco, Alfonso Lara, Rebeca Montero, María Morales, Rulo Pardo, Ángel Ruiz y Alejandro Saá.

Anuncios

2 comentarios en “Falstaff. Sobre textos de William Shakespeare

  1. Pingback: ¿Jugamos a Falstaff? « LamásBelladelasMentiras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s