Seis clases de baile en seis semanas. De Richard Alfieri

ESTA COMEDIA DIRIGIDA POR TAMZIN TOWNSEND SE ESTRENÓ EN EL TEATRO MARQUINA DE MADRID EN SEPTIEMBRE DE 1997 Y ESTUVO EN CARTEL TODA LA TEMPORADA. DESDE ENTONCES, LOLA HERRERA Y JUANJO ARTERO HAN MOSTRADO SUS PASOS DE BAILE POR TODA ESPAÑA. AHORA REGRESAN A LA CAPITAL, AL TEATRO BELLAS ARTES, PARA CONTARNOS UNA VEZ MÁS ESTA BONITA HISTORIA DE AMISTAD. Por  Aida Martí. 

 

Lily (Lola Herrera) y Michael (Juanjo Artero) acaban de conocerse pero ya no se soportan. Hacen una pareja imposible y no tienen nada en común. Él: posmoderno, gay, bromista, directo y desinhibido. Ella: conservadora, algo refunfuñona y preocupada por el qué dirán. “Ambos tienen muchos prejuicios el uno del otro. Lily se asusta cuando Michael habla de sexo y a él no le simpatiza nada esta señora que pone mala cara y es antipática”, desvela Artero.
UNIDOS POR EL BAILE
Pero entonces ¿que les obliga a intentar entenderse? Lily quiere aprender a bailar así que contrata a Michael, reconocido profesor, para que la enseñe. Por este motivo el camino de dos personas a las que separan 30 años y una vida muy distinta se une. A través de las clases, de la música y del movimiento ambos descubrirán que tienen mucho en común. 
“Ellos comparten la incompren-sión y marginación que han reci-bido de los demás, su propia soledad, el ahogo de sus ilusiones al que han llegado por haber sido prejuzgados por la sociedad, la necesidad de comunicarse y la pasión por el baile”, explica Lola Herrera. En definitiva es el baile el que consigue que ambos personajes se despojen de sus máscaras y prejuicios y nazca una bonita y entrañable amistad. “El baile es confianza, es necesario confiar en la pareja. Es algo físico que rompe las barreras psicológicas que tienen Lily y Michael”, argumenta Tamzin Townsend, directora del montaje.
DEL VALS AL TANGO
Michael enseña a Lily a bailar el vals, el tango, el swing, el cha-cha-chá, el fox-trot y el rock&roll a través de las seis escenas de las que se compone la función. Cada estilo complementa una escena del montaje. Por ejemplo, la antesala del tango, un baile fuerte y pasional donde los haya, es una discusión entre ambos. O el vals. Antes de que el profesor enseñe a su alumna  los tiempos que le dan vida, han estado hablando de Viena y de los nazis, ya que Michael es judío. 
“Todos los estilos fueron elegidos cuidadosamente por el propio autor, Richard Alfieri, ya que él es muy cuidadoso con sus textos. De hecho, estuvo con nosotros en la última semana de ensayos y en el estreno. Le dio la misma importancia al texto que a los bailes”, concluye la directora. 

Desde el 8 de Abril

Teatro Bellas Artes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s