El avaro. De Moliére

JORGE LAVELLI DIRIGE ESTA AMBICIOSA VERSIÓN DEL CLÁSICO DEL DRAMATURGO FRANCÉS CON UN REPARTO ENCABEZADO POR JUAN LUIS GALIARDO AL QUE ACOMPAÑAN OTROS TRECE ACTORES COMO JAVIER LARA, PALMIRA FERRER, IRENE RUIZ O MANOLO CARO, ENTRE OTROS. Por Miriam Gómez.

 

 “El señor Harpagón  (…)  No hay nada más seco y más árido que su buena acogida y sus arrumacos y dar es una palabra por la que siente tal aversión, que no dice nunca: os doy, sino os presto los buenos días.” Con estas palabras define el criado Flecha, a su señor Harpagón “El Avaro”, uno de los personajes más fascinantes de la dramaturgia universal.
 Esta vez es Juan Luis Galiardo el que se pone en la piel de Harpagón para volver a dar vida a este texto muchas veces representado y otras tantas mutilado. Jorge Lavelli, fundador del Théâtre National de la Colline de París y director del montaje, reflexiona sobre la puesta en escena, de una gran economía, afirmando que “no hay un decorado que establezca dónde estamos, se utilizan elementos concretos pero que están llamados a lo imaginativo. Mi objetivo es escapar de una de las grandes enfermedades que sufre el teatro: la explicación y el naturalismo”.
PERSONAJES POLIÉDRICOS
Desde su estreno en París en 1668 las críticas morales han solido recaer sobre Harpagón, pero ningún personaje se salva de las miserias morales. Afirma Galiardo que en “El Avaro”, “están los grandes arquetipos del ser humano: el despotismo del poder, la sumisión, el enfrentamiento clásico padre-hijo, la celestina o el criado pelota que siempre da la razón…”
Javier Lara es Cleantes, el hijo de Harpagón y uno de los personajes más complejos de la historia.“Él se siente ahogado por la avaricia de su padre y  necesita liberarse de este poder opresor. Es un personaje con gran fuerza y voluntad; su nombre proviene de un filósofo estoico y en él se inspira la idea de persistencia. Pasando por encima de lo que sea conseguirá sus propósitos. Lo que le salva es que persigue un objetivo noble, todo lo hace por amor y por querer ser mayor”, explica el actor.
  
LLAMADA A LA IMAGINACIÓN
Un humor que no proviene de los gags, sino de la situación. Un drama en el que la comicidad reside en la gran convicción que tienen los personajes en lo que hacen. “Cuanto más se profundiza en el drama que viven los personajes el texto resulta más cómico”, explica Lara. 
Molière fue atacado porque se consideró a “El avaro” como una obra demasiado imaginativa. Pero el tiempo la ha convertido en una obra sin tiempo donde se tocan temas universales como la ignorancia de la muerte o el hombre frente a la sociedad y al poder del padre. “La modernidad no reside en que los personajes vayan en vaqueros, sino en lo que les pasa a cada uno de los personajes y en lo que desean. Esos son los pilares”, reflexiona el director argentino.   

Desde el 8 de Abril

Teatro María Guerrero

Anuncios

2 comentarios en “El avaro. De Moliére

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s