La Casa de Bernarda Alba. De Federico García Lorca

NADIE COMO GARCÍA LORCA ADMIRÓ Y APRECIÓ A LOS GITANOS. AHORA UN GRUPO DE GITANAS DEL POBLADO CHABOLISTA DE EL VACIE, EN SEVILLA, LE CORRESPONDEN DANDO VIDA A UNA DE SUS OBRAS MÁS EMBLEMÁTICAS. ESTRENADA EN LA CAPITAL ANDALUZA EN NOVIEMBRE DE 2009, LLEGA DEL 4 AL 14 DE MARZO AL TEATRO ESPAÑOL TRAS HABER SIDO VISTA POR MÁS DE 5.000 ESPECTADORES Y RECIBIR EL XI PREMIO EL PÚBLICO DE CANAL SUR. Por Vanessa Ramiro. 

Rocío Montero, María Luz Navarro, Lole del Campo, Carina Ramírez, Sandra Ramírez, Ana Jiménez, Sonia Joana da Silva y Pilar Montero. Ninguna de ellas sabe leer ni escribir, nunca antes habían pisado un teatro, ni siquiera habían oído hablar de Federico García Lorca y, mucho menos, se habían subido a un escenario. 

Y, a pesar de todo, en 2008 estas ocho mujeres gitanas se apuntaron a unos talleres de teatro que ofreció el TNT (Territorio de Nuevos Tiempos) en su nuevo espacio de la barriada de Pino Montano, a escasos metros del asentamiento chabolista de El Vacie, con la intención de realizar una labor de integración con personas en riesgo de exclusión social.  
Visto el empeño de todas ellas, Ricardo Iniesta, fundador de la compañía Atalaya y del TNT y Premio Nacional de Teatro 2008, le propone a Pepa Gamboa, directora de escena conocida por sus trabajos con el flamenco, crear este espectáculo insólito. “Quería hacer ‘La casa de Bernarda Alba’ porque veía mucha concomitancia entre ambos encierros y después también estaba el tema gitano y Lorca”, dice la directora.
Por delante había mucho trabajo. “Es una versión. Se ha trabajado mucho a pie de obra, de una manera nada ortodoxa, no se ha hecho un análisis ni se ha trabajado desde un teatro físico. Yo he tirado un poco de todos los recursos posibles y desde la convivencia se ha buscado la creación, no desde lo literal”, afirma Pepa.
UN PACTO CON LORCA
Una vía de escape de su cotidianeidad en el poblado chabolista de El Vacie, el más antiguo de Europa, pero, sobre todo, un sueño que han hecho realidad gracias al TNT y al cariño, el esfuerzo, el empeño y el trabajo que le han puesto Pepa Gamboa y sus ayudantes, Silvia Garzón y Jeroni Obrador. “Para ellas todo es nuevo, todo es diferente y es estimulante.”

 

“La aventura misma estaba en los ensayos, en salir de allí, en hacer algo diferente, en no tener experiencias de segunda mano, en no resignarse a vivir vidas no vividas”, nos cuenta Pepa. “Además, están entrando en el mundo laboral, porque a estas mujeres no las contratan ni para limpiar. Imagínate, la gente aplaudiéndolas a ellas”… 
Un texto representado por mujeres que no saben leer ni escribir, pero que entienden esta historia mejor que nadie porque están acostumbradas a vivir en la marginalidad que ahora interpretan. Porque, como afirma Pepa Gamboa, “a ellas, ‘La casa de Bernarda Alba’ no les parece un drama, les parece la vida. Por eso, hemos intentado capturar un trozo de vida y a base de instantes hemos creado un espec-táculo muy vital y cercano a ellas”.
Trozos de vida, arte puro que en Sevilla disfrutaron más de cinco mil personas, convirtiendo este espectáculo en el acontecimiento revelación de la temporada. Y ahora “ir a Madrid es un premio. En los albores de esta historia, cómo nos íbamos a imaginar que iba a desembocar en el Teatro Español”, dice una Pepa orgullosa. 
Porque lo merecen, porque la historia de “La casa de Bernarda Alba” también es la historia de muchas de estas mujeres…

Del 4 al 14 de marzo

Teatro Español

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s