Vamos a contar mentiras. De Alfonso Paso

UNA EMBUSTERA COMPULSIVA PROTAGONIZA ESTA CONOCIDA COMEDIA DEL DRAMATURGO ALFONSO PASO QUE LLEGA EL 16 DE ENERO A LA CARTELERA MADRILEÑA. SU PRODUCTOR Y SU DIRECTORA, GUSTAVO PÉREZ PUIG Y  MARA RECATERO, LA DEFINEN COMO “UNA COMEDIA DE SIEMPRE, PORQUE LA RISA ES ETERNA”. ENCABEZAN EL REPARTO RAMÓN LANGA, ELENA MARTÍN Y  JOSÉ CARABIAS. Por G. Martínez.

 

Una canción infantil: ¡Vamos a contar mentiras, tralará…! Una mujer que es una mentirosa compulsiva. Una fiesta navideña, unos atracadores, dos monjas un poco “chorizas”, el falso amante de la mujer, esposa de su mejor amigo… No falta la criada-cadáver en constante movimiento. Como en el cuento de “Pedro y el lobo”, la mujer se desespera cuando, la única vez en que dice verdades, nadie la cree.
Éste es, a grandes rasgos, el argumento de la famosa comedia de Alfonso Paso llevada a escena por el tándem productor-directora de Gustavo Pérez Puig y Mara Recatero. Ellos dos forman un equipo artístico y personal desde los primeros años de Televisión Española, donde ambos trabajaron en la realización de cientos de espacios dramáticos.
AMBIENTE VODEVIL
“¡Vamos a contar mentiras!” fue estrenada el 28 de septiembre de 1961 en el desaparecido teatro Infanta Beatriz dirigida por Cayetano Luca de Tena y con un espectacular reparto que incluía a Juanjo Menéndez, Amparo Baró y Manuel Alexandre. Ramón Langa nos explica que “se trata de una obra muy conocida de Paso que siempre ha funcionado muy bien a lo largo de los años. Es una comedia que casi roza el absurdo, con un humor muy blanco”.   
Él interpreta a Carlos, el esposo de la mujer mentirosa. “Yo, que soy su marido, llego a ser bastante ingenuo… Julia, mi mujer, se caracteriza por decir tantas mentiras que cuando le ocurre algo realmente grave nadie cree lo que ella cuenta. En eso se basa la trama de la función”.
En la opinión de Elena Martín, la actriz protagonista, su personaje no reviste un cariz tan negativo como a primera impresión pudiera parecer. “Ella es una mujer muy inteligente que se inventa las cosas porque se aburre muchísimo. ¡Tiene que buscarle un aliciente a la vida!”, explica.
Paso utiliza todos los recursos del vodevil para mantener al espectador en una carcajada constante: puertas que se abren y se cierran, un cadáver que aparece y desaparece, un diálogo disparatado hasta el absurdo y el clásico tema de la infidelidad matrimonial. Todo ello configura una ya clásica comedia algo macabra y con tintes policiacos. “Entra un ladrón en la casa y pasan más cosas de las que debieran suceder…”, nos adelanta Martín.
A tratarse de una comedia más cercana al vodevil que a la alta comedia, “es muy movida, absurda y tiene un gran juego escénico. El público se dará cuenta de las cosas que les pasan a los personajes antes de que ellos mismos se percaten. Hay que destacar también el reparto elegido por Mara Recatero, ¡todos somos absolu-tamente dispares!”, afirma Langa, “En mi opinión, Gustavo Pérez Puig y Mara Recatero hacen teatro a lo grande. Buen reparto, buenas comedias de éxito y ves-tidos y decorados de muy buena factura.” 
¿Y cómo puede acabar este enredo? Siguiendo fielmente las reglas del género todo se embarulla hasta lo inverosímil hasta que, en la escena final, el rompecabezas se recompone, todas las piezas encajan y llega el final feliz.

Desde el 16 de Enero

Teatro Marquina

Anuncios

Un comentario en “Vamos a contar mentiras. De Alfonso Paso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s