En la Roca. De Ernesto Caballero

DOS PERSONAJES REALES, UN ENCUENTRO QUE PODRÍA HABER CAMBIADO EL RUMBO DE LA HISTORIA. ÉSTE ES EL PUNTO DE PARTIDA QUE HA TOMADO EL DRAMATURGO Y DIRECTOR ERNESTO CABALLEREO PARA HACER UNA REFLEXIÓN SOBRE LA EUROPA DE LOS TOTALITARISMOS Y DEL ESPIONAJE. UN MONTAJE QUE ORQUESTA IGNACIO GARCÍA Y QUE PROTAGONIZAN CHEMA LEÓN Y ELOY AZORÍN. Por Aida Martí.

 

Fue en 1930, mientras estudiaba en Cambridge, cuando el británico Harold Adriam Kim Philby, “Kim” como le conocían todos entonces, tomo la decisión que cambiaría su vida. Así, se rindió ante el comunismo y sus postulados. Y esta postura contagió también a sus tres compañeros de estudios haciendo que se convirtieran en espías en una Europa convulsa donde los totalitarismos hacían su aparición. Se les dio en llamar el “cuarteto de Cambridge”.
EL PUNTO DE PARTIDA
Siete años después, una cálida noche de verano en el Hotel Rock de Gibraltar, Kim Philby (Chema León), corresponsal del diario “The Times” para cubrir la Guerra Civil española, espera a alguien. Pronto su amigo Guy Burges (Eloy Azorín), locutor de la BBC, aparece. Ambos están al servicio del espionaje ruso y el recién llegado ha de comunicar a Kim su próxima misión: asesinar al general Francisco Franco.
A partir de este encuentro real, Ernesto Caballero, autor del texto, afirma que “me he permitido especular dramá-ticamente acerca de las peripecias vitales de dos personajes que fueron testigos de excepción de nuestra guerra civil. Su condición de espías fuertemente ideologiza-dos en los presupuestos del comunismo soviético y, por otra parte, su procedencia de la alta burguesía británica, me ha parecido un sugerente punto de partida para realizar una reflexión, que creo oportuna y necesaria, sobre esta década.”
Y es que parece que la orden de Stalin de atentar contra Franco en plena guerra civil fue un hecho según revelan algunos documentos del KGB recientemente desclasificados. 
ENTRE LA AMISTAD Y EL DEBER
Pero más allá de acercarnos a nuestra Historia reciente este montaje quiere profundizar en otros aspectos que lo hacen atemporal. “El texto habla además de las visicitudes de dos personajes solitarios. De sus miedos, ilusiones, desengaños… De dos amigos muy distintos. El idealista, seductor y retraído (Philby) contra el irónico, hedonista y decadente (Burges)”, explica el autor.
La trama se desarrolla en el piano bar de este hotel desde donde se escucha el romper de las olas. Dos copas, el humo del tabaco y algunos diarios de la época. Dos amigos que están decididos a hacer lo que creen justo. Dos amigos que se encuentran y pueden cambiar el curso de la Historia…

Hasta el 24 de Enero

Teatro Español

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s