Glengarry Glen Ross

DANIEL VERONESE DIRIGE LA NUEVA PRODUCCIÓN DEL TEATRO ESPAÑOL BASADA EN EL FAMOSO TEXTO CON EL QUE DAVID MAMET GANÓ EL PREMIO PULTZER. CARLOS HIPÓLITO, GONZALO DE CASTRO, GINÉS GARCÍA MILLÁN, ALBERTO JIMÉNEZ, ANDRÉS HERRERA, JORGE BOSCH Y ALBERTO IGLESIAS SE METERÁN EN LA PIEL DE UNOS VENDEDORES A LOS QUE LA VIDA HA ROBADO LOS ESCRÚPULOS. Por Miriam Gómez

 

Atención. Comienza el juego. El mejor de los tres vendedores recibirá un fabuloso Cadillac, al segundo en eficiencia se le entregará  un afilado juego de cuchillos y para el que haga menos ventas la empresa le obsequiará con el mejor regalo: ¡Será despedido!
La crisis apremia en una empresa inmobiliaria que propone a sus empleados el siguiente sistema: sálvese quien pueda y ahogue al resto. Daniel Veronese, el que probablemente sea la figura actual más destacada del teatro independiente porteño, se pone al frente de la dirección de esta obra de David Mamet. “Glengarry Glen Ross nos habla de la desprotección de quienes trabajan al servicio de grandes intereses ajenos. Escrita hace más de veinte años, conserva la fibra y la actualidad de una forma estremecedora. Hoy no es difícil imaginarse estos conflictos en un puesto de trabajo”, dice el director.
EL AFILADO DECIR DE MAMET 
Mamet, guionista de textos inolvidables como “El cartero siempre llama dos veces” o “Los intocables de Eliot Ness”, ganó el Premio Pulitzer en 1984 con este texto que además fue llevado al cine con un elenco de lujo, encabezado por Al Pacino, Jack Lemmon y Alec Baldwin. La crítica al sistema de hace veinte años parece no haber perdido ni un ápice de actualidad.
Para Veronese, “Mamet –entre otras cosas– realiza una serie de construcciones que se asemejan al habla y al sistema de pensamiento que a mí me interesa exponer en un escenario. Cuando lo leo la comunicación fluye dentro de mi cabeza. Forma e idea están al servicio de la comunicación.”
LA BÚSQUEDA DE LA VERDAD EN ESCENA
Un teatro de actores, pero sostenido con textos poderosos. Parece que el argentino ha encontrado en la dirección su mejor medio de expresión. No parece casualidad que estrene esta obra apenas un mes después de que su colega y compatriota Claudio Tolcachir haya colgado el cartel de completo en la Sala Pequeña del Teatro Español durante casi dos meses. “Sólo busco que haya verdad en el escenario. Que no aparezca el texto, ni las actuaciones, ni las indicaciones de dirección delante de todo lo que vemos. Busco que el teatro esté sostenido exclusivamente por el suceso que estos personajes jugarán. Busco la máxima vía de comunicación”, explica.
Fundador del grupo Periférico de Objetos, mantiene una peculiar interpretación del espacio en el escenario. Como él mismo reflexiona, “respecto a los objetos, estarán, como siempre, los necesarios. Le doy mucha importancia a la escenografía y a los objetos, por eso pienso mucho en ellos y los pongo a prueba. No es fácil ser un objeto o una escenografía y trabajar en una puesta mía. Andrea D`odorico, en este trabajo, ha hecho una escenografía perfecta: hermosa y funcional. Sirve para ser apreciada y –lo más importante– para ser usada”.

Desde el 3 de Diciembre

Teatro Español

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s