El sueño de una noche de verano

EL AMOR TERRENAL Y JUVENIL; LA ANTIGUA GRECIA Y UN BOSQUE ENCANTADO; EL TEATRO DENTRO DEL TEATRO; OBERÓN, TITANIA Y SUS HADAS; LOS GNOMOS, LAS NINFAS Y LOS DUENDES… TODOS LOS INGREDIENTES NECESARIOS PARA CREAR EL “SUEÑO DE UNA NOCHE DE VERANO” PERFECTO EN ESTA VERSIÓN MUSICAL PARA NIÑOS DIRIGIDA POR ANA MARÍA BOUDEGUER EN EL TEATRO SAN POL. Por Aida Martí.

 

En la Antigua Grecia va a celebrarse una boda. La de Teseo e Hipólita. Otra boda no va a tener lugar. A Herminia quieren casarla con Demetrio pero ella está enamorada de Lisandro, así que ambos deciden escapar al bosque. Pero Helena, que ama profundamente a Lisandro, los  escucha planificar su huída y decide seguirlos…
“Este ‘sueño’ lo tiene todo: el amor juvenil y terrenal de los amantes, la racionalidad, realidad y teatro dentro del teatro representado por los artesanos y la magia del bosque y las hadas”, declara Ana Mª Boudeguer, directora del montaje. 
PARA LOS MÁS PEQUEÑOS
Hasta aquí todo sin novedades. Una vez más el archiconocido y complejo texto shakesperiano se lleva a escena. Pero ¿que sucedería si quién se sienta en las butacas del teatro no levanta más de cinco palmos del suelo? Este es el caso. Un montaje dirigido a niños con el que adentrarse en el mundo de los clásicos. ¿Cómo lo ha logrado la compañía La Bicicleta?
“Evidentemente hemos tenido que adaptar el texto. Hemos hecho una versión reducida para que no se haga muy pesado para los niños. Además hemos transformado en cierta medida el lenguaje aunque siempre procurando mantener la maravilla metafórica del autor”, explica la directora.
Por lo demás la historia se mantiene fiel a la original. Después de su huída y ya en el bosque los amantes descubren un lugar mágico, lleno de fantasía y personajes sólo reales en nuestra imaginación: Oberón y Titania, rey y reina de las hadas, los duendes, las ninfas, los gnomos… “Esta parte tan fantástica es de gran ayuda a la hora de dirigir este texto a los niños porque ellos están muy abiertos a esa mezcla entre mundo real y mágico, mucho más que los adultos”, analiza Boudeguer. 
UNA VERSIÓN MUSICAL
Lo que definitivamente ayuda a com-prender las partes más complejas del texto son la música y las coreografías. “La música está basada en la que se componía y se escuchaba en la Antigua Grecia. Así bebe de la cítara, la lira, el oboe o las flautas”, nos cuenta Ana María, quien también nos habla de la escenografía.
El bosque se compone de una tarima que rodea el escenario y un árbol centenario que mira con cara maliciosa. Además unas proyecciones transforman el bosque mágicamente: una luna, estrellas voladoras, rostros que aparecen y desaparecen entre los árboles…”

Teatro San Pol

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s