La Marquesa de O. de Heinrich Von Kleist

JUAN JOSÉ OTEGUI SE DESPIDE DE LAS TABLAS CON LA VERSIÓN DEL FAMOSO Y POLÉMICO CUENTO DE HEINRICH VON KLEIST DIRIGIDO POR MAGÜI MIRA. LO HARÁ ACOMPAÑADO DE JOSEP LINUESA, TINA SÁINZ Y DE UNA JOVEN AMAIA SALAMANCA QUE DEBUTA EN EL TEATRO CON ESTA FUNCIÓN. Por Miriam  Gómez.

 

En una ciudad importante en el norte de Italia ocurrió un suceso que dejó a toda la ciudad conmocionada. La Marquesa de O, joven y viuda, anunció a través de los periódicos que se encontraba embarazada sin saber cómo, y suplicaba en el anuncio que el padre de su hijo se encontrase con ella para casarse.
Primero hubo burlas, después rechazo y por último el abandono de sus padres (interpretados por Juan José Otegui y Tina Sáinz). Meses antes una horda de tropas rusas habían conquistado la ciudad y un desconocido oficial había –supuestamente- salvado a la Marquesa (Amaia Salamanca).
“Se trata de un cuento que nos narra la historia de un escándalo. Una joven tira del mantel, rompe el dulce equilibrio de cada día y, con el estruendo de copas rotas, derrama el vino por el suelo y huele las emociones extremas de una sociedad atada por las prohibiciones”, declara la directora, Magüi Mira
ROMANTICISMO REVOLUCIONARIO
La culpa, la inocencia y el perdón se entremezclan en este cuento de Heinrich Von Kleist cuya adaptación teatral ha sido realizada por Emilio Hernández, director del Festival de Almagro desde 2005. 
La vida del propio Kleist fue un continuo ataque revolucionario contra el racionalismo de su época. Esta mentalidad dieciochesca está muy bien representada en el personaje del padre de la Marquesa, interpretado por Juan José Otegui. “El coronel es el padre de la protagonista. Representa a la sociedad estricta, moralista y racionalista de la época. Es un perdedor porque finalmente acaba siendo vencido por la transgresión y la rebeldía, personificadas en la Marquesa de O. Ella representa la ruptura romántica con la sociedad anterior”, explica.
La obra de Kleist es escasa pero muy importante para comprender el romanticismo alemán representado también por ilustres escritores como Goethe, Schiller o por el pintor Friedrich. Pero a pesar de su calidad no fue bien recibida por el público y la crítica de su tiempo y su teatro no ha sido representado hasta el siglo XX. Los motivos quizá puedan buscarse en los polémicos temas de sus obras. Sirva como ejemplo el argumento especialmente escandaloso de “La Marquesa de O”. Porque, tal y como reflexiona Otegui, “el teatro refleja la sociedad en la uno vive y también nos muestra lo que puede ser entendido como trasgresión en cada momento. Actualmente la situación que narra esta historia se viviría con mayor normalidad, pero en aquella época fue un escándalo”
Con este montaje el prolífico actor se despide de los escenarios. “Pongo fin a 49 años de profesión tras 107 estrenos teatrales. Me alegro mucho de hacerlo con este montaje, sobre todo por el placer de ver nacer a una actriz con tanto potencial como Amaia Salamanca”, declara Otegui.

Teatro Bellas Artes

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s