Cosmética del enemigo

COSMETICA DEL ENEMIGO WEBBASADA EN LA NOVEL DE AMÉLIE NOTHOMB, JOSÉ LUIS SAIZ DIRIGE A DOS GRANDES ACTORES: JOSÉ PEDRO CARRIÓN Y JESÚS CASTEJÓN, EN ESTA INVITACIÓN A UN VIAJE AMBIGUO Y SEDUCTOR ENTRE EL BIEN Y EL MAL EN EL QUE NINGÚN ESPECTADOR QUEDARÁ INDIFERENTE. Por Miriam Gómez.

El empresario Jérôme Angust escucha el anuncio de que su vuelo sufrirá un retraso aún sin determinar. Durante su espera, un extraño interlocutor, Textor Texel, le dará conversación a pesar de su evidente resistencia. A lo largo del relato de Texel, oscuros y violentos secretos irán cristalizándose poco a poco… Lentamente Texel se convierte en la voz que Angust nunca quiso escuchar. Su inicialmente aburrida espera se convierte en una aventura tortuosa y alucinante. 

Este es el argumento de la famosa novela de Nothomb que en Francia agotó 150.000 ejemplares en su primera semana en el mercado. “Leí la novela y me pareció que allí había una obra de teatro. Resulta muy interesante el punto de vista de la historia: una mujer habla de cómo dos hombres mantienen una relación con una mujer, algo que suele ser muy inusual en las novelas…”, explica el director, José Luis Sáiz.
EN LA SALA DE ESPERA
Para que esta adaptación, realizada por el propio Sáiz, vea la luz se ha llevado a cabo un intenso proceso de limpieza textual donde el peso de la historia recae en la palabra en boca de los dos actores y en una especial concepción del espacio que nos rodea. 
Se trata de un espacio de una aparente neutralidad, una zona de tránsito y de espera (no se sabe si de un aeropuerto o de la conciencia misma). Los espectadores se sitúan en un plano bastante diferente al convencional. “La experiencia de ver el trabajo de un actor a tan sólo 20 centímetros es algo irrepetible; el público se sentirá partícipe de lo que está ocurriendo allá arriba”, dice Sáiz. 
Para lograr esta visión tan particular, casi de primer plano, parte del público compartirá escenario con los actores, siendo miembros del grupo de personas que esperan… Sin saber muy bien qué están esperando, como explica el director.  “Cualquier espectador puede sentirse identificado con los personajes, lo que no sospecha es hasta dónde nos van a llevar. Iremos a un sitio donde no pensábamos ir: queríamos realizar este viaje pero el lugar donde acabaremos no es ni mucho menos el que esperábamos”

 

FRÁGIL ORDEN SOCIAL
En una sala de embarque del aeropuerto nadie establece relaciones personales; los seres humanos comparten un espacio común por accidente. Pero este espacio, impersonal aunque tranquilizador, puede comenzar a convertirse en algo vivo que no controlamos.  
“Los audiovisuales de Álvaro Luna se ponen al servicio de lo que se cuenta, tienen que reforzar el trabajo del director. Éstos se utilizan en tres momentos puntuales, son como la unión de tres actos. Las imágenes representan la fragilidad en la que vivimos cuando estamos fuera de nuestro entorno más íntimo. El orden social a veces es una imposición, está por encima de nosotros. Se nos aparece como una protección y en realidad es algo opresor, tiene un sentido continuamente perturbador”, afirma Sáiz.
 Un hombre trajeado espera, se parece al resto de los hombres, esta rodeado de otros hombres y, como ellos, está completamente solo. ¿Completamente solo? Dice Sáiz que, “en el nudo del laberinto se encuentra  el espacio en el que nos encontramos con nosotros mismos”. Quizás éste sea el viaje que anuncia retraso en las pantallas de la sala de embarque y no nos hayamos dado cuenta. 

Desde el 8 de octubre

Teatro Fernán Gómez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s