El pisito. De Rafael Azcona

EL PISITO WEBSI HOY ES COMPLICADO COMPRAR UN PISO NO LO ERA MENOS A FINALES DE LOS 50. SI NO QUE SE LO PREGUNTEN A PEPE VIYUELA, TETÉ DELGADO O ASUNCIÓN BALAGUER, PROTAGONISTAS DE ESTA DIVERTIDA COMEDIA FIRMADA POR EL GENIAL AZCONA Y DIRIGIDA POR PEDRO OLEA.   Por Vanessa Ramiro.

 

Se vende piso en Carabanchel.  Cuarta planta, dos dormitorios y 60 metros cuadrados. Precio: 81.960 euros. Salario mínimo de un trabajador: 624 euros al mes. Salario mínimo de una pareja trabajadora: 1.248. Calculadora en mano las cuentas no salen ni hipotecándose a 30 ó 40 años. 
Entonces, ¿qué puede hacer una pareja joven que quiera empezar una vida en común? “Eso sí que es muy difícil. ¿Encontrar piso en los tiempos que corren? ¡Eso no se le ocurre ni a Rafael Azcona tal como están las cosas!” afirma Pedro Olea y continúa: “La dificultad siempre ha existido. A finales de los años 50 para conseguir un piso tenían que casarse con una viejecita y esperar a que se muriese, pero hoy tienen que hipotecarse muchos más años con el banco que con la viejecita”.
El director bilbaíno se enfrenta con “El Pisito“ a su segunda obra de teatro que él mismo define como “un sainete negro, pero al mismo tiempo un retrato, una revisión histórica de una época siniestra, pero vista con el humor de Rafael Azcona, que siempre ha sido un gran humorista y un gran filósofo”.
DE CÓMO CONSEGUIR UN PISO A FINALES DE LOS 50
Rodolfo (Pepe Viyuela) y Petrita (Teté Delgado) son novios desde hace catorce años. No es que no quieran casarse, todo lo contrario, pero, de origen humilde, no encuentran un piso en el que crear su hogar. La pareja lleva doce años esperando que se muera Doña Martina (Asunción Balaguer), patrona de Rodolfo, una anciana de ochenta y cinco años y salud delicada que les ha prometido dejarles su ajuar y su piso. Pero la ley es tajante en eso: muerto el inquilino, el cuarto que ocupa pasa a ser del dueño del inmueble. 
¿La solución? Seguir buscando, pero los pisos en Madrid, periferia incluida, están imposibles y los alquileres son carísimos. Por eso, desesperada, Petrita, da luz verde a una idea que había comenzado como una broma: que Rodolfo se case con Doña Martina
UN HOMENAJE A AZCONA 
Si le preguntas a Pepe Viyuela qué fue lo que le atrajo del proyecto no lo duda un segundo: “Lo primero que me deslumbró fue de dónde venía, que lo firmara Rafael Azcona”. Y es que el autor riojano que llegó a Madrid en los años 50 con el dinero que había sacado de vender sus pocos libros sigue siendo un seguro de vida a la hora de hablar del éxito de una obra. 
Premio Nacional de Cine, Goya de Honor de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y Medalla de Oro de las Bellas Artes, Rafael Azcona merece todos los reconocimientos. Eso piensa Pedro Olea, por eso ha querido con esta función rendirle homenaje, incluso en la escenografía, al autor, a los años 50 y a la revista “La Codorniz“, publicación que le hizo muy popular gracias al personaje de el repelente niño Vicente. 
“Toda la estética recuerda a la revista porque el diseño tiene un color especial, una caricatura especial, esa especie de expresionismo humorístico con las cosas distorsionadas”, concluye el director. 

Desde el 5 de septiembre.

Teatro Marquina

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s