LA CARRERA DEL LIBERTINO

EL TEATRO REAL en coproducción con el Théâtre de La Monnaie de Bruselas, la Opéra de Lyon, la San Francisco Opera y la Royal Opera House Covent Garden de Londres y en colaboración con Ex-Machina empieza el año con una gran apuesta operística: “La carrera del libertino”. Está dirigida por el escritor, intérprete y autor franco-canadiense Robert Lepage, aclamado como el salvador del teatro moderno. Este montaje con una escenografía de cine se basa en una modernización de la obra de Igor Stranviski estrenada en 1951 en el Teatro de la Fenice de Venecia.
Según cuenta la leyenda, el compositor, que recibió el encargo de la Bienal de Venecia de escribir una ópera, se inspiró en una serie de grabados de William Hogarth, en los que el artista del siglo XVIII representa las peripecias del libertino Tom Rakewell que poseía una moralidad bastante deshinibida.
Lepage ha tomado el personaje de Tom Rakewell y lo ha trasladado a Hollywood, reflejando su ascendente carrera de libertinaje.

fascinación por satán
Para explicar la seducción que siente por esta obra Lepage declara: “No me he convertido en un Satanista”, dice riendo, “pero estoy fascinado por el personaje del Diablo, que puede aparecer en cualquier momento y tentarnos, y nosotros nos dejamos arrastrar, igual que Tom Rakewell, que pierde su alma y su cordura en Mephistophelian Nick”.
A cargo de la música está el maestro inglés Christopher Hogwood, el tenor inglés Toby Spence interpreta el papel principal y la soprano española María Bayo será su pareja. A este reparto de lujo hay que añadir la presencia de la contraalto polaca Ewa Podles que interpreta al atractivo personaje de Baba, la Turca. Un elenco internacional para una ópera que ya ha triunfado en los escenarios de Londres.
La española Ana Bayo nos habla de su personaje y de la obra: “Ann Truelove (amor verdadero), es un personaje que que se adecúa muy bien a mi voz. Ann es un ser puro, que corre el riesgo de sucumbir al mal en el intento de rescatar a su amado. Se arriesga por amor. De ahí, su grandeza y valentía. Esta ópera, además de ser un guiño a las del siglo XVIII, es una crítica despiada de la sociedad, deshumanizada por la corrupción del ser humano”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s